Somontano

patrimonio

Goteras y desperfectos en el Convento de las Capuchinas de Barbastro

La iglesia se ha cerrado al público por precaución y celebraciones litúrgicas de las religiosas se han trasladado a la capilla interior

Convento de las Capuchinas en Barbastro.
Convento de las Capuchinas de Barbastro.
A.H.

La iglesia del convento de las Capuchinas se ha cerrado al público por precauciones al detectarse goteras en el techo y desperfectos en la cúpula central con afecciones en el tejado. Las celebraciones litúrgicas de las religiosas se han trasladado a la capilla interior mientras se buscan soluciones para evitar problemas de más importancia. Ana Torres, arquitecta barbastrense, redacta la memoria valorada sobre las actuaciones necesarias en la cúpula y tejado de la iglesia donde no se han actuado casi nunca hasta que las lluvias han hecho sus primeros efectos con daños materiales.

La cúpula octogonal está dañada según reflejan las imágenes y la inspección técnica realizada por un constructor barbastrense quien ha informado de la situación a Florence Syombua, abadesa de la comunidad de siete religiosas Capuchinas. En opinión de Torres, “la solución no pasa por poner toldos provisionales porque no resolverán nada si llueve mucho. Las obras son necesarias”. La cúpula tiene una altura de 5 metros sobre el tejado con acceso difícil desde el suelo con 8 metros desde la base.

En este sentido, “será preciso un andamiaje con medidas de seguridad porque las obras en la cúpula son importantes ya que el agua ha originado un agujero por el que entra el agua y cae sobre el altar mayor”. La ejecución de las tareas necesitará autorización de Patrimonio porque el convento está catalogado y se ubica en el casco histórico de Barbastro.

El costo de las obras se estima en torno a 20.000 € sin contar los andamiajes, cantidades que no dispone la abadesa porque los recursos son limitados. Hasta ahora, ha informado al Obispado de Barbastro-Monzón con intención de que colabore y espera hacerlo con la Madre presidenta de la Federación de Monasterios de Monjas Clarisas Capuchinas de España, en cuanto regrese de Roma.

El convento actual se construyó en 1737 en el barrio del Entremuro aunque el primero en Barbastro se fundó en 1670 en otro lugar de la ciudad. La iglesia construida en ladrillo y piedra sillar, se caracteriza por la austeridad, planta de cruz latina con cúpula sobre el crucero con forma octogonal al exterior. En el interior se conservan los pasos de la Cofradía de la Merced (1948) aunque no les afecta la situación y se ha sugerido que se suspendan, de forma temporal, las visitas guiadas e el itinerario de la Pulsera Turística por iniciativa del Museo Diocesano.  

Etiquetas