Somontano

campaña vitivinícola

La vendimia ya supera las previsiones en el Somontano

Hasta ahora se han recogido más de 20 millones de kilos y todavía queda alguna semana

Francisco Berroy se estrena en el cargo de presidente del Consejo Regulador con una de las mejores campañas de la década.
Francisco Berroy se estrena en el cargo de presidente del Consejo Regulador con una de las mejores campañas de la década.
S.E.

Las precipitaciones caídas el pasado 1 de septiembre y las más importantes del verano, con la vendimia iniciada, fueron determinantes en la D.O.P. Somontano, que finalizará en la segunda quincena de octubre con cifras espectaculares, superiores a las estimaciones iniciales de entre 18 y 19 millones de kilos. Hasta este miércoles se habían vendimiado 20.081.000 kilos entre variedades blancas (6.531.000 kilos) y tintas (13.550.000 kilos). El año pasado finalizó con 15.240.000 kilos; el aumento actual es de 4.841.000 kilos.

De momento, es la tercera vendimia con mayor volumen desde 2011, con los precedentes de 21.041.993 kilos en 2019 y de 20.802.543 kilos en 2013. Quedan pendientes cerca de 800.000 kilos y la campaña finalizaría con 20.881.000 kilos, por tanto, la segunda de mayor volumen en la última década (2011-2021).

Hasta ahora, en datos facilitados por el Consejo Regulador, las cifras en uvas blancas, casi definitivas, por variedades son Chardonnay (4 millones de kilos), Gerwürztraminer (1,3), Sauvigmon Blanc (480.000 kilos), Macabeo (330.000), Garnacha (200.000), Riesling (210.000) y Alcañón (11.000).

Berroy: “La calidad espectacular es el denominador común, según los enólogos”

Respecto a la campaña del año pasado disminuyen un poco las variedades Chardonnay y Gewürtraminer, que pierden unos 163.000 kilos cada una, pero se han superado los porcentajes generales que ya fueron “históricos”. Las cinco variedades restantes han aumentado, en especial Alcañón la de menor volumen en la D.O.P. Somontano, que ha pasado de 1.920 a 11.000 kilos.

En las uvas tintas, sin finalizar la campaña, todas las variedades han ido al alza: Cabernet (4 millones de kilos), Merlot (4,4), Syrah (1,4), Garnacha (1,3), Tempranillo (2), Moristel (230.000 kilos), Pinot Noir (120.000) y Parraleta (100.000). Hasta ahora, los aumentos más espectaculares son en Merlot (+ 2.053.000 kilos), Tempranillo (+ 1.128.210 kilos), Cabernet (+790.000 kilos), Garnacha (+ 427.000 kilos) y Syrah (+374,319 kilos). Los datos definitivos se conocerán al final de la campaña.

Óscar Torres, director de certificación de la DOP Somontano, explica que el aumento importante respecto a las previsiones iniciales se justifica: “Tras un verano especialmente seco, con escasez de lluvias y temperaturas máximas durante el día por encima de los 35ºC en varias ocasiones pero con noches especialmente frescas, la vendimia se inició con la recogida de las primeras parcelas de Chardonnay”.

En este sentido, “el día 1 de septiembre, con la vendimia iniciada se produjeron las precipitaciones más importantes del verano que aportaron al viñedo la cantidad de agua necesaria para completar el ciclo de la baya y por lo tanto, finalizar la maduración de una forma completa, destacando la sanidad y calidad de las uvas recogidas en las distintas bodegas”.

"Calidad espectacular"

Francisco Berroy, presidente del Consejo Regulador, se estrenará en este cargo directivo con una de las mejores campañas de la década. “La calidad espectacular es el denominador común, según los enólogos de las bodegas, y las cifras han sido superiores a las previsiones gracias a las lluvias del primer día de septiembre porque fueron muy beneficiosas. La calidad final es reflejo del trabajo constante y extraordinario de los viticultores”.

El final de campaña está muy próximo y, “a partir de entonces, todos los esfuerzos se centrarán en sacar al mercado los primeros vinos y en cerrar el segundo semestre del año 2021, donde se han recuperado ventas”.

Etiquetas