Somontano

SOMONTANO - ENERGÍAS RENOVABLES

Gas Barbastro propone una comunidad solar

El proyecto, que beneficiaría a 180 socios, reduciría la factura de la luz

Placas de vidrio solar fotovoltaico instaladas en la sede social de Gas Barbastro.
Placas de vidrio solar fotovoltaico instaladas en la sede social de Gas Barbastro.
S.E.

El nuevo proyecto de Gas Barbastro para poner en marcha una comunidad solar de autoconsumo compartido ha despertado interés entre los socios, durante la reunión informativa en la sede con asistencia limitada a 90 de 250 socios. Se trata de un proyecto innovador y por sus características será el primero en la provincia para dar cobertura a 118 viviendas.

La energía eléctrica generada es 100% verde y la distribución se realizará a través de la red existente hasta las viviendas. El recibo mensual se reducirá en torno al 15% de consumo de energía eléctrica sin necesidad de realizar obras ni instalación, según informa el Consejo Rector que preside Eduardo Puente. Hasta ahora “hay buen número de socios que se han interesado por este proyecto”, informan desde Gas Barbastro.

La apuesta por la energía solar ya ofrece resultados desde que se dotó al edificio social de cierta autonomía energética con la fachada ventilada de vidrio solar fotovoltaico, la primera de estas características que se instaló en Aragón. La opción es muy rentable y los resultados de la instalación ya se notan con ahorro del 60% en la factura energética.

En la fachada del edificio se instalaron 81 módulos de vidrio solar fotovoltaico agrupados entre cuatro series. Las posibilidades energéticas de la instalación han dado pie a nuevos proyectos relacionados con estrategias para abaratar la factura de los socios. Las ventajas de la fachada solar fotovoltaica beneficiarán a 180 viviendas de socios en un radio de acción de 500 metros desde la calle Alquézar.

El proyecto es de características similares a otros basados en la comunidad solar con autoconsumo compartido entre edificios y están conectados. El sistema es popular en muchos países y su aplicación tiene sentido, según Gas Barbastro. 

Etiquetas