Somontano

Bodega Pirineos saca los nuevos “Alquézar”, su vino “bastión”

Las dos variedades, Rosado y Blanco, son "inconfundibles por fina aguja"

Los asistentes a la presentación brindaron con los nuevos vinos.
Los asistentes a la presentación brindaron con los nuevos vinos.
S.E.

Bodega Pirineos, perteneciente al Grupo Barbadillo, ha sacado al mercado 400.000 botellas de Alquézar Rosado y 60.000 de Alquézar Blanco, dos vinos que son “inconfundibles por fina aguja, imprescindibles para las celebraciones navideñas próximas”. En estos términos se expresó Jesús Astrain, enólogo de la bodega y el más veterano por trayectoria profesional en la D.O.P. Somontano.

La nueva añada se presentó en Bodega Pirineos durante un acto al que asistieron Silvia Arruego, gerente; Manuel Zorita, director de ventas en Aragón y Cataluña; Francisco Berroy, presidente del Consejo Regulador de la DOP Somontano; Daniel Gracia, presidente de la Comarca Somontano; Raquel Salas, teniente de alcalde del Ayuntamiento; Clara Bosch, gerente de Ruta del Vino; y Montserrat Molina, enóloga del Grupo Barbadillo, entre otros.

En todas las intervenciones se destacó el Alquézar porque es “bastión de Bodega Pirineos, desde que se presentó hace 32 años se ha convertido en referente, entre los más buscados por el público joven y es un compañero fiel de los consumidores de vinos del Somontano”. Jesús Astrain definió el Alquézar rosado como “un vino de perfil hedonista de color rojo intenso, muy brillante, que desprende una fina burbuja cuando lo vertemos en copa. Es un vino que nos atrae por la vista”.

En su opinión, “las variedades tempranillo y cabernet del Somontano nos brindan este rosado en una vendimia excelente, aportando su carácter frutal, su sabor y su tipicidad. Son viñedos diseñados para dar placer”. De equilibrio perfecto “sus aromas dulces a regaliz rojo, cerezas, fresas y chucherías se ven acompañadas por una boca llena de sabor y suave dulzor en equilibrio perfecto”. En datos relativos, junto con 3404 tinto, Alquézar rosado son los reyes de compras ‘online’ y las ventas se han multiplicado un 200 % respecto a los años anteriores.

Respecto al Alquézar blanco 2021, se refirió como “un auténtico placer, amarillo pálido con tonos verdosos, fragante nariz con la expresión varietal de las mejores variedades Gewürztraminer del Somontano. Además de su color atractivo, la expresión aromática impacta y nos prepara para un vino suave, con dulzor natural y una suave aguja que lo hacen muy apetecible. Si lo tomamos frío es un placer auténtico”.

Silvia Arruebo señaló que “Alquézar es uno de los vinos más importantes de Pirineos, no solo porque se refiere al territorio sino porque se ha consolidado en crecimiento cada año. Ahora estamos en cifras precovid por encima del 25 % y en el blanco ha sido la gran sorpresa desde que lo incorporamos hace cuatro años y se consolida como un proyecto importante con crecimiento de casi el doble”.

El año 2022 “lo recibimos con mucha alegría porque la vacunación tiene efectos y nos permite la nueva normalidad. El objetivo está en las cifras precovid con crecimiento en más del 25 % en ventas que ya se dan”.

Etiquetas