Somontano

BIENES RELIGIOSOS

Miguel Ardanuy: “La colección del Museo de Barbastro-Monzón es muy consistente y se ha dado un gran paso cualitativo”

Las 66 obras y piezas devueltas por Lérida fueron vistas el miércoles por los primeros visitantes

Ángel Noguero, director del Museo, ofrece explicaciones a un grupo de visitantes.
Ángel Noguero, director del Museo, ofrece explicaciones a un grupo de visitantes.
Á.H.

El primer día tras la reapertura del Museo Diocesano de Barbastro-Monzón con el discurso que incluye 66 obras de arte religioso devueltas por el Museo de Lérida se vivió con tranquilidad y mucho interés por parte del público, aunque se espera más animación en días próximos. Los primeros visitantes se vieron el miércoles por las salas del Museo, sin prisas. “Es precioso, muy bonito, esto es precioso. Venimos desde Fraga, hemos visto la única escultura expuesta, del siglo XV, pero nos hemos fijado en las de Zaidín, entre ellas la Virgen. Me parece perfecto que estén en Barbastro después de tantos años de luchar por la devolución. Esto es precioso”, señaló Alejandra.

María Dolores Pons de Pablo, profesora de Historia del Arte, lo resumió en dos palabras: “¡Una maravilla!”. Me produce una satisfacción enorme ver aquí todas las obras que completan y refuerzan el discurso del Museo Diocesano. Se dispone de una gran colección, sobre todo en pintura gótica, y habría que dedicarle una atención especial. Ha valido la pena luchar y tanto… el Museo ganará relevancia con piezas y obras punteras, entre ellas el San Juan Bautista de Zaidín, San Blas de Algayón y San Martín de Lascuarre, en pintura. La Virgen de Zaidín es una obra preciosa en escultura. Por supuesto, los frontales de San Hilario de Buira-Bonansa y San Vicente, de Treserra”.

Miguel Ardanuy, presidente de la Asociación Amigos del Museo, se refirió al nuevo discurso como “una rampa de lanzamiento del Museo porque tiene la colección completa de 111 obras de arte religioso por la que se llevó adelante el proyecto de rehabilitación del antiguo Palacio Episcopal”.

En este sentido, señaló que “la colección es muy consistente y se ha dado un gran paso cualitativo, solo queda esperar la resolución final del litigio cuando sea posible para que las obras estén disponibles para todo lo que sea necesario. Respecto a la asociación fundada hace once años, el censo supera los 400 socios y todos los recursos se destinan al Museo”. La inversión más próxima será para acondicionar la plaza exterior dedicada a Manuel Iglesias y Enrique Calvera, con la instalación de dos paneles al fondo con imágenes y obras de arte de la Diócesis, mejora de iluminación y de jardinería”.

Óscar Vives, párroco de Zaidín, ha visto por primera vez las cuatro obras de la parroquia, expuestas en el Museo, en concreto dos tablas entre predela y San Juan Bautista y dos esculturas, Virgen de Zaidín y San Miguel. “Es una gran alegría porque conocía la tabla de San Juan y la Virgen pero no las tablas. Me he quedado impresionado porque son obras de gran calidad que sirvieron para evangelizar en aquella época. La catequesis era a través de las pinturas. Es muy posible que desde la parroquia organicemos una visita guiada para ver la colección completa”.

Isaac Claver, alcalde de Monzón, se mostró “agradecido a todos los que han hecho el buen trabajo realizado durante 26 años de litigio porque han dado su fruto con la devolución de los bienes, hace unos meses. Se exponen 66 de la colección y sobre todo, de sentimiento aragonés, de nuestro patrimonio y de la riqueza cultural. En definitiva, han devuelto al territorio lo que nos pertenece”.

Fernando Torres, alcalde de Barbastro, señaló que “ahora es el momento de que barbastrenses y visitantes disfrutemos de estas casi cincuenta obras de entre los siglos XIII al XVI, que tantos años llevan sin poderse admirar en público y que, estoy seguro, van a asombrar a los miles de visitantes que, año tras año, pasan por nuestra ciudad”.

Y el alcalde de Tamarite, Francisco Mateo, que expresó su alegría y satisfacción por la exposición de las 66 obras, mostró su deseo de que los bienes devueltos puedan ser vistos por el mayor número posible de ciudadanos de toda la provincia de Huesca, especialmente de los municipios a los que pertenecen la parroquias de las que salieron las obras de arte. Por ello, se mostró partidario de que las obras de su municipio puedan exponerse bien de manera temporal o permanente, algún día, en las iglesias de las que partieron, siempre y cuando los templos cumplan con medidas de seguridad y cuenten con las condiciones adecuadas para la conservación de las piezas.

El alcalde aludió al “valor sentimental” de las piezas, además del patrimonial, por ello no duda en señalar que “habría que estudiar la posibilidad de que estas piezas puedan verse por el resto de la provincia.

Antonio García Omedes, miembro de la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis, en Zaragoza, señaló que “este día lo hemos esperado mucho tiempo hasta que, por fin, ha triunfado la Justicia. El obispo Ángel Pérez fue muy valiente al llevar el proceso por vía civil tras la vía canónica donde los díscolos obispos de Lérida dieron largas como es su estilo. Es un día grande para los aragoneses”. En su opinión, “el Museo adquiere una importancia especial con unas obras donde destaca el arte románico, por lo que me compete, y con otras posteriores dan prestancia al Museo porque estará entre los más importantes en Aragón y en España”.

Etiquetas