Somontano

NAVIDAD

El Niño Jesús viste de baturro por primera vez en el monasterio de El Pueyo

Varias mujeres del Grupo Tradiciones se han encargado de realizar el traje para entregar la imagen de cara a su bendición posterior

Grupo Tradiciones, Amigos del Pueyo y monjes en la iglesia del monasterio
Grupo Tradiciones, Amigos del Pueyo y monjes en la iglesia del monasterio
Á. H.

El Niño Jesús viste de baturro en la iglesia de El Pueyo por primera vez en la historia del monasterio iniciada por los benedictinos el 13 de diciembre de 1889. A partir de entonces no hay constancia de imágenes del Niño Jesús con traje de baturro hecho a medida por iniciativa de varias mujeres del Grupo Tradiciones que han trabajado con Maria Jesús Sampietro para que fuera posible la entrega de la imagen para su bendición.

La tradición del Niño Jesús en monasterios de clausura se remonta a Santa Teresa de Jesús según ha recordado Pablo di Césare, superior de la comunidad de 16 monjes del Instituto del Verbo Encarnado (IVE) que bendijo la imagen tres días antes de Navidad durante el acto religioso celebrado en la iglesia en cuyo altar está entronizada la Virgen del Pueyo, patrona de Barbastro, y donde se conservan los restos de los Mártires Benedictinos.

Tradiciones puso las jotas, Amigos del Pueyo entregó el aguinaldo y todos en común celebraron que “Cristo es universal, el Niño Jesús es aragonés, también” según enfatizó Pablo di Césare quien destaco “el impresionante trabajo realizado por el grupo de mujeres que acogieron con ilusión este deseo. En nuestros monasterios es habitual vestir al Niño Jesús según las costumbres y de diferentes oficios”.

María Jesús Sampietro, directora del taller donde se han realizado las prendas a medida, “la idea fue del padre Pablo que me contó la costumbre de vestir al Niño Jesús de baturro. Hasta ahora, ha sido el traje a medida más pequeño que hemos hecho porque no es habitual. Lleva mucho trabajo y es minucioso, así que me bajé el Niño Jesús a casa donde ha sido uno más entre el taller con Mari Luz Espuña, Fina Donaire y Ana Pano que han ayudado”.

En la misma línea ha explicado que “dejamos otros trabajos para centrarnos en éste porque la indumentaria lleva trabajo manual entre camisa, marineta, calzón, chaleco, faja, medias, calcetines y cachirulo. En toda mi vida había vestido al Niño Jesús que, además, es un encanto con esa mirada que ya nos conocemos de sobra porque ha sido cotidiana en el taller. La confección ha sido complicada porque no había referencias y le hemos dedicado tiempo durante dos meses”.

En detalles concretos, “puños, lorzas, costuras y final de la camisa a vainica, botones hechos con hilo, marineta, chaleco y traje son copia exacta de una persona adulta, con patrones previos. Ha habido que vestirlo con detalle entre cuatro mujeres durante tres horas. Todo está hecho a mano y solo hemos comprado las medias, el cachirulo es un paño antiguo. El encargo me lo hizo el padre Pablo pero lo hemos hecho entre las actividades del Grupo Tradiciones que dirige Elita Davias”.

La imagen del Niño Jesús vestido de baturro estará durante un año en la iglesia que tiene consideración de “altar privilegiado” por concesión del Papa Inocencio XIII en 1625 y está “agregada” a la basílica de Santa María la Mayor (Roma) desde 1878. Los romeros disfrutan de indulgencia plenaria concedida por el obispo Emilio Jiménez (1918-26) para quienes visiten la iglesia. En la historia reciente, siempre se ha celebrado la romería, incluso testimonial en situaciones climatológicas adversas.

El monasterio acoge la única comunidad de monjes de clausura que hay en la Diócesis de Barbastro-Monzón desde que llegaron los religiosos del Instituto del Verbo Encarnado hace doce años para relevar a los Misioneros Claretianos que residieron desde 1962 hasta 2009. A partir de entonces se ha convertido en Centro de Formación a nivel mundial con monjes de varias nacionalidades.

Etiquetas