Somontano

SOMONTANO - REAPERTURA DEL MUSEO DIOCESANO DE BARBASTRO-MONZÓN

Ángel Noguero: “Que la gente disfrute de las preciosidades que han llegado y de las que teníamos ya”

El delegado de Patrimonio y director del Museo Diocesano considera “un regalo de navidad esperado durante muchos años” la muestra de los bienes

Ángel Noguero, director del Museo Diocesano de Barbastro-Monzón.
Ángel Noguero, director del Museo Diocesano de Barbastro-Monzón.
Á.H.

Ángel Noguero, delegado de Patrimonio y director del Museo Diocesano, califica como “un regalo de Navidad esperado durante muchos años” el nuevo discurso que integra 66 de las 111 obras del patrimonio de 44 parroquias aragonesas devueltas por el Museo de Lérida. Añade que la reapertura del Museo se ha hecho “con ilusión y ganas de que la gente disfrute de las preciosidades que han llegado y de las que teníamos con antelación”.

Sobre el discurso museográfico dice que “tiene un sentido total, por ejemplo el románico se enriquece mucho con los frontales de Treserra y de Buira que evangelizan a través de la imagen y de las pinturas religiosas. En el Gótico se ha dado un salto grande porque han venido obras de mucha categoría, ente ellas de Jaime Ferrer I, padre de Jaime Ferrer II, que fue un pintor leridano de estilo gótico internacional, de Pedro García de Benabarre, incluso de autores que casi rozan el Renacimiento. A uno de estos grupos pertenecía Pere Teixidor, que pintó el retablo de Benabarre, he estudiado la pintura gótica en ese periodo y ahora puedo contemplar similitudes”.

“Lo más interesante del Museo, todo es arte religioso”

A partir de ahora, “los visitantes se encontrarán con dos lecciones. Una, arte románico y gótico, algo de renacimiento, tenemos una gran obra del arte manierista menos conocido, San Juan, y también del barroco. La variedad es grande y notable pero lo más interesante, todo es arte religioso. Ahora que quieren disminuir la importancia de la religión en la sociedad, incluso en el arte, resulta que todo es de esas etapas. El objetivo de la primitiva Iglesia ha sido uno, evangelizar a través de la imagen, de pinturas y de generar en las personas el sentido de piedad y de amor hacia Dios”.

En la reapertura del Museo recuerda a varias personas, “dos en especial porque lucharon mucho y sin ellos no estaría esta colección, Manuel Iglesias que ha dejado testimonio escrito y Enrique Calvera. Al fin y al cabo fueron como el padre y el hijo que recorrieron todos los caminos para situar las obras y, sobre todo, recuperar aquello que se había alejado de nuestra tierra”. Además, “al que fue presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, porque fue el principal impulsor del Museo para que estuviera preparado en el momento de recibir las obras”.

“El esfuerzo para mantener el patrimonio es muy grande”

En la misma línea, cita a “los obispos desde Damián Iguacén, Ambrosio Echebarría, Juan José Omella, Alfonso Milián y el actual Ángel Pérez, sin él los bienes no estarían aquí. Recuerdo cuando me decía que ya vendrían y nunca llegaban”. Respecto al discurso, apunta que “si antes, sin las obras devueltas, el historiador jacetano Domingo Buesa decía que este Museo era emblemático en Aragón, por su pequeñez y situación, ahora hemos pasado a Primera División con aspiraciones de Champions League”, en términos deportivos.

La petición de cesión de obras es inviable, “hasta que no haya sentencia definitiva del Tribunal Supremo no se puede tocar ninguna y cuando llegue ese momento ya se planteará si es que se puede; mientras tanto es mejor no adelantar acontecimientos. Ni siquiera sé si estaré entonces”.

“El Románico se enriquece con los frontales de Treserra y Buira”

En calidad de delegado diocesano de Patrimonio, Ángel Noguero asegura estar “contento porque 111 obras están aquí, satisfecho no porque aparte del Museo tenemos más de 200 iglesias y ermitas románicas, el esfuerzo para mantener este patrimonio es muy grande y los recursos, pocos. Ahí sí creo que el Gobierno de Aragón debería hacer un esfuerzo porque muchas de estas obras desaparecerán”. Añade, que “cuando lo he planteado en Zaragoza, me han dicho que está bien que lo diga pero los números son los números”. 

Etiquetas