Somontano

SOMONTANO - REAPERTURA DEL MUSEO DIOCESANO DE BARBASTRO-MONZÓN

El Museo Diocesano reabre con 66 obras recuperadas de las parroquias del Aragón Oriental

Las instalaciones añaden 47 piezas a su colección permanente y 19 a la temporal, y se convierte en uno de los grandes referentes de pintura gótica

En la imagen, obras de San Miguel y la Virgen de Zaidín, enfrente del retablo de Santaliestra.
En la imagen, obras de San Miguel y la Virgen de Zaidín, enfrente del retablo de Santaliestra.
Obispado Barbastro Monzón

Después de meses de mucho trabajo y largos años de espera, el Museo Diocesano de Barbastro-Monzón ha reabierto esta semana sus instalaciones tras la actualización de su catálogo museográfico con la incorporación de 66 obras de arte de las parroquias aragonesas que estaban en depósito en Lérida.

A partir de este momento, el público puede visitar una colección completamente representativa de la integridad de las seis comarcas diocesanas, de su historia, arte, territorio y devoción. De hecho, de esas 66 obras, 47 se incorporan a la colección permanente y el resto se ha instalado en la sala de temporales, un espacio en el que irán rotando todas las obras que estén en condiciones de poder ser exhibidas.

De esta manera, se completa el proyecto expositivo original del Museo que, cuando se inauguró el 15 de diciembre de 2010, lo hizo con los espacios para esas piezas señalizados. Así lo recordó el obispo, Ángel Pérez, durante la jornada inaugural, un día de “gratitud y celebración, de homenaje sincero a todos y cada uno de los que han hecho posible este milagro. Esta muestra pone de manifiesto que, cuando se va con la verdad por delante y se trabaja con profesionalidad, tesón y altura de miras, los imposibles también se dan”, aseguró en su intervención.

Por su parte, el presidente de Aragón, Javier Lambán, destacó que la muestra es “un acto de justicia” en un sentido amplio y también puso de manifiesto su satisfacción ante lo que supone un logro fruto de la colaboración institucional, que ha permitido al Gobierno de Aragón cumplir uno de los mandatos que establece el Estatuto de Autonomía en favor de la protección del patrimonio cultural de la Comunidad Autónoma, el que ha ejercido con firmeza con los bienes de Sijena y también colaborando con la Diócesis en que retornasen los que ahora pueden verse en su sede natural.

A lo largo de todo este tiempo, el Ejecutivo autonómico ha invertido 10 millones de euros en el Museo de Barbastro-Monzón para que los bienes retornados, algunos de ellos con la catalogación de Bien de Interés Cultural, tuvieran un espacio «digno y totalmente equipado para mostrar a toda la ciudadanía estas obras de arte». Tal y como explicó Javier Lambán, muchas de las obras que han pasado a integrarse en los fondos del Museo Diocesano corresponden a una zona que durante la Edad Media fue un foco de creación muy importante en torno a las localidades de Benabarre, Graus o Roda de Isábena, cuya influencia se extendía por un territorio amplio.

Exposición permanente

Dos de los principales criterios que se han tenido en cuenta a la hora de elegir las obras expuestas han sido la representatividad diocesana y la calidad artística de las mismas. En total, serán 47 las obras que se incorporan a la colección permanente, que se enriquece con 22 bienes de interés cultural. Con su actualización, el Museo se convierte en uno de los referentes aragoneses de pintura gótica, pero también de identidad aragonesa.

Además, tal y como se recordó el día de la inauguración, con estas actuaciones, refrenda, además, su carácter de motor cultural, liderando el proyecto de ‘Diócesis Itinerarte’, que toma todo el territorio y su patrimonio como un gran museo al aire libre.

En este sentido, el obispo, que en su intervención nombró a cada una de las 43 parroquias de procedencia de las 111 obras recuperadas, subrayó que “la Diócesis de Barbastro-Monzón sigue con su mano tendida para colaborar en proyectos culturales, artísticos, religiosos y económicos entre comunidades hermanas”.

La apertura al público de esta exposición pone fin a un proceso que ha durado más de 25 años. El litigio, en el que el Gobierno de Aragón ha actuado como coadyuvante de la Diócesis de Barbastro-Monzón, concluyó el pasado mes de marzo, tras la sentencia dictada por el Juzgado de Instrucción número 1 de Barbastro. La decisión judicial supuso la entrega de las últimas 41 obras de arte que faltaban para completar el total de 111 bienes eclesiásticos perteneciente a las parroquias del Aragón Oriental que habían permanecido en Lérida.

Ciclo de Arte Románico

Por otra parte, el Museo Diocesano Barbastro-Monzón quiere cerrar un año muy intenso de celebraciones por el X Aniversario con un completo e interesantísimo programa para su XI Ciclo de Arte Románico. Junto a la Asociación de Amigos del Museo y al Ayuntamiento de Barbastro, se han preparado tres sesiones para profundizar en el arte románico, de la mano de algunos de los mayores expertos en arte románico en España.

Los organizadores, tomando como base la buena acogida que tuvo en 2020 la organización del ciclo vía ‘online’, han propuesto para este año combinar la presencialidad con las actividades virtuales.

Además, durante todo este tiempo, el Museo ha mantenido su actividad habitual y ha seguido programando actividades a pesar de las obras. De hecho, se han puesto en marcha actos ligados a su décimo aniversario, como la exposición de Isabel Guerra, la muestra temporal de un óleo del taller de Velázquez, así como el XI Ciclo del Románico, con los mayores especialistas españoles en la materia. 

Etiquetas