Somontano

SOMONTANO - REAPERTURA DEL MUSEO DIOCESANO DE BARBASTRO-MONZÓN

Marisancho Menjón: “En patrimonio cultural siempre hay mucho que hacer”

Es la Directora general de Patrimonio del Gobierno de Aragón

Marisancho Menjón.
Marisancho Menjón.
Toni Galán

Esta semana ha vuelto a abrir sus puertas el Museo Diocesano de Barbastro-Monzón, exponiendo 66 obras recuperadas de Lérida. ¿Qué papel ha jugado el Gobierno de Aragón en la recuperación de estos bienes?

—El Gobierno de Aragón ha estado siempre dando su apoyo al Obispado de Barbastro-Monzón para la recuperación de estos bienes, porque el retorno del patrimonio emigrado es un mandato que figura en el Estatuto de Autonomía y en la Ley de Patrimonio Cultural de Aragón, y por la importancia que esas obras tienen para el conjunto de la sociedad aragonesa, en cuanto a la recuperación de una parte de su historia.

Una de las grandes líneas maestras del Ejecutivo es la defensa del patrimonio, ¿de qué manera lo lleva a cabo?

—Hay varias líneas de actuación principales: la restauración de monumentos y bienes muebles, por supuesto, pero también actuaciones en materia de protección legal y protección preventiva, investigación, excavaciones arqueológicas, difusión de los valores de nuestro Patrimonio Cultural, innovación en distintos frentes y, sobre todo, toda una serie de medidas que tratan de favorecer la accesibilidad a personas con discapacidad, la actuación de las comisiones provinciales de Patrimonio, la vigilancia por parte de los Agentes de Protección del Patrimonio Cultural, visitas técnicas del personal facultativo que ofrecen asesoramiento y orientación… Hay muchos frentes abiertos y todos son importantes.

¿Cuáles han sido los grandes logros en este sentido?

—Más que de ‘grandes logros’ creo que debemos hablar de eficacia de las actuaciones de preservación, protección y restauración, en general, y de la buena gestión del dinero público que se destina a este cometido.

¿Qué asignaturas pendientes quedan todavía en patrimonio?

—Seguir trabajando, siempre. El Patrimonio Cultural es un campo en el que siempre hay mucho que hacer, sobre todo en Aragón, que tiene un territorio muy extenso, un patrimonio muy rico y una población no muy abundante. En otro orden de cosas, creo que falta por lograr una mayor concienciación general de la importancia de la preservación del patrimonio, porque todos lo defendemos, especialmente el que tenemos más cerca, pero no existe, en la sociedad, una valoración global de su importancia, incluso como recurso económico y de dinamización, esto último sobre todo en el mundo rural.

En el Plan de Investigación del Patrimonio Cultural, se insiste en la necesidad de reforzar el estudio del arte medieval, gótico, románico y mudéjar. Para lograrlo, ¿es importante fomentar la cantera de especialistas?

—Por supuesto, y eso es lo que estamos promoviendo en colaboración con el Departamento de Historia del Arte de la Universidad de Zaragoza, mediante la Cátedra Gonzalo Borrás de investigación en arte aragonés, y con los acuerdos en marcha con el Instituto de Investigación en Patrimonio y Humanidades.

¿Qué retos se propone su departamento de cara a 2022?

Gestionar de manera ejemplar los fondos europeos que se destinen al Patrimonio. Creo que se puede hacer una muy buena labor. 

Etiquetas