Somontano

iglesia católica

Roma da luz verde a la beatificación de 249 mártires del Obispado Barbastro-Monzón

Esta causa es la mayor en la historia de la Iglesia española por número de habitantes

El obispo Ángel Pérez con el mapa martirial de la Diócesis de Barbastro-Monzón.
El obispo Ángel Pérez con el mapa martirial de la Diócesis de Barbastro-Monzón.
A. H.

El Obispado de Barbastro-Monzón ya ha recibido el “Nihil Obstat” -“no hay objeción”- de la Santa Sede en el proceso abierto para la mayor causa de beatificación en la Iglesia española, en proporción al número de habitantes, que afectará a 210 sacerdotes, 5 seminaristas y 34 laicos, mártires en la Guerra Civil. El obispo Ángel Pérez en la reciente estancia en Roma visitó con la postuladora la sede de la Congregación para las Causas de los Santos, responsable de todo lo relacionado con el procedimiento que conduce a la beatificación y canonización de los “Siervos de Dios”.

La apertura diocesana del proceso se ha previsto para el 4 de abril de 2022, fecha de Martes Santo. Hasta llegar a este paso la Comisión Histórica del Obispado ha realizado una laboriosa tarea de documentación individual, recogida de testimonios y numerosos datos necesarios para el inicio de la Causa. El obispo la anunció con antelación el Día de los Beatos Mártires de la Diócesis, celebrado el 7 de noviembre de 2019, durante la Eucaristía celebrada en la iglesia de los Misioneros en cuya cripta se veneran restos de 51 claretianos beatificados en 1992 por el Papa Juan Pablo II.

La Diócesis está entre las españolas con mayor incidencia martirial y seis beatificaciones entre los años 1974-2002, todas en Roma. La más reciente fue en octubre de 2013 en Tarragona. La referencia de “diócesis martirial” se ha extendido desde que el papa Juan Pablo II así lo reconoció ante miles de personas en las beatificaciones celebradas en Roma.

Los primeros datos del “Martirio de la Iglesia de Barbastro” (1936-1938) se publicaron por iniciativa del vicario Santos Lalueza en la separata del Boletín Oficial del Obispado de enero-febrero de 1960 con relación de sacerdotes, seminaristas y religiosos muertos a causa de la Guerra Civil, con testimonios en actas martiriales. El Ayuntamiento de Barbastro que presidió el alcalde Juan Juseu publicó en noviembre de 1938 un folleto con la relación de “personas asesinadas en Barbastro” entre sacerdotes, religiosos y seglares, extensivo a localidades de la comarca.

A partir de entonces, muchos autores, religiosos y civiles, se ocuparon del tema, entre ellos Pere Cudinachs, Julián Casanova, Plácido Gil, José Pascual Benabarre, Gabriel Campo, Manuel Iglesias, Dionisio Cueva, Mario Riboldi y Martín Ibarra.

El proceso más largo, de 45 años de duración, fue de 51 mártires claretianos, beatificados por Juan Pablo II. En la misma etapa, Escolapios (1995), obispo Florentino Asensio y el gitano Ceferino Jiménez Malla “El Pelé” (1997). En etapas posteriores, el obispo Cruz Laplana y Laguna (Plan, 1875) y Fernando Español (Anciles, 1875) a quienes beatificaron el 28 de octubre de 2007 en Roma. Juan Codera (Barbastro), Félix Paco (Adahuesca), Leonardo Olivera (Campo), párrocos de Serrate y Baldellou. Dieciséis escolapios de Barbastro (11) y Tamarite (5), tres clarisas de Monzón, 18 monjes benedictinos del monasterio de El Pueyo y “los curetas de Monzón”, entre ellos José Jordán (Azlor). En las últimas beatificaciones, José Arner (Alcolea), Fernando Castán (Fonz), José Loncán (Azlor) y Miguel Facerías (Perarrúa), claretianos.

Etiquetas