Somontano

SECTOR PRIMARIO

Somontano cierra la campaña de la oliva con su cosecha más baja en doce años

En total se han recolectado 1.417.000 kilos entre las siete almazaras de la comarca

Olivas recolectadas en Bierge.
Olivas recolectadas en Bierge.
A. H.

La campaña olivarera ha finalizado en la comarca del Somontano con 1.417.000 kgs de olivas, la cifra más baja en los últimos doce años (2010-2021) entre las siete almazaras. En la mayor de ellas, Aceites Noguero se molturaron ayer las últimas olivas y en la almazara municipal de Colungo terminarán esta semana. La disminución general ha sido de 4.578.000 kilos respecto a la campaña del 2020 que fue la más importante desde 2010.

En cuestión de un año, se ha pasado de la mejor a la peor campaña de la historia y las causas se deben a heladas con temperaturas hasta de -12º que causaron mucho daño, además de la sequía, con independencia del fenómeno de la “vecería” consistente en que tras un año de abundante cosecha de aceituna sigue otro inferior. En líneas generales, las cifras son inferiores a las previsiones del inicio de campaña salvo Aceites Ferrer (Bierge) que las han superado.

La sensación generalizada es de “una campaña para olvidar cuanto antes” según los responsables de almazaras que, por otra parte, destacan la calidad del aceite que se puso a la venta antes de la campaña de Navidad. Se augura que la campaña próxima será mejor salvo los imponderables propios del tiempo y de la climatología.

Aceites Noguero ha finalizado con 485.000 kgs. de olivas molturadas, cifra por debajo de sus previsiones (600.000-700.000 kgs) y lejana de 2.600.000 kgs. del año pasado. “Hace muchos años que no se veía una campaña tan mala en cifras y se salva por la calidad del aceite” ha señalado Fernando Noguero, gerente de la empresa.

Aceites Ferrer, en Bierge, ha cerrado con 400.000 kilos, cifra superior a las previsiones (300.000 kgs) según informan Sergio y Toño Ferrer. Las variedades alquezarana y negral, en las localidades de Alberuela y Adahuesca, han contribuido a “mejorar” las cifras, en detrimento de la variedad verdeña, “al final, contentos dentro de lo que cabe”. Esta fue la última campaña que vivió Antonio Ferrer, fundador de la almazara y entre los olivareros más veteranos del Somontano, que falleció el pasado 21 de diciembre, “mi padre aún nos acompañó al monte muchos días”.

En la Cooperativa San Antonio, en Barbastro, la campaña se ha cerrado con 370.000 kgs según ha informado el gerente Antonio Campo, “las cifras son muy bajas pero han sido algo superiores a las previsiones (300.000 kgs). Los precios de liquidación se fijarán en abril. Las cifras finales se alejan mucho de 2.000.000 kgs de la campaña anterior.

En la almazara ecológíca Ecostean que gestionan Carlos y Luis Domínguez la campaña ha sido “de las peores que recordamos” con 80.000 kgs por debajo de previsiones (110.000 kgs) entre las variedades empeltre, arbequina y verdeña. “Lo mejor olvidarse cuanto antes de cifras aunque la calidad del aceite es muy buena y se vende bien” señaló Carlos Domínguez.

La almazara vecinal de Alquézar ha finalizado la campaña “enseguida” según el alcalde Mariano Altemir, “hemos salvado el tipo con variedad alquezarana” en total 32.000 kgs. algo superior a previsiones (30.000 kgs). En la almazara de “La Unión” en Salas Altas la campaña finalizo con 30.000 kgs con mayoría de variedad arbequina, “ha sido un desastre” según informó Cosme Carpi. La campaña finalizó a mediados de noviembre “no había mucho que recoger”. A la venta saldrá buen aceite tras el reparto entre los socios. Por último, la almazara de Colungo finalizará esta semana con cifras bajas de 20.000 kgs, según informó el alcalde Fernando Abadías, con mayoría de variedades de arbequina y empeltre.

Etiquetas