Somontano

COLABORAN: CAJA RURAL DE ARAGÓN Y DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE HUESCA

Destino Azlor: a 8.365 kilómetros de casa en busca de la paz y lejos de la guerrilla

CONTRALADESPOBLACIÓN

Moisés Cantillo gestiona el multiservicios rural impulsado por el Ayuntamiento,
Moisés Cantillo gestiona el multiservicios rural impulsado por el Ayuntamiento,
Á.H.

Estamos superilusionados con la reciente apertura de la tienda multiservicios que lleva consigo el asentamiento de una familia nueva y disponer de un servicio vecinal que desapareció hace muchos años”, señala Montserrat Galindo, alcaldesa de Azlor. La inversión de 18.700 euros ha sido posible con subvención del Ceder Somontano por importe de 14.900 euros (80 %) procedentes del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural Europeo que gestiona el Gobierno de Aragón. El Ayuntamiento ha aportado recursos propios y la cesión de uso del espacio de Casa del Barón, en cuyos bajos se ha instalado Moisés Cantillo que ha invertido de casi 6.000 euros en productos.

Montserrat Galindo explica que “la posibilidad de poner en marcha la tienda se planteó hace tiempo. Desde el principio pensamos que podría ser buena iniciativa porque vimos que en algunos pueblos pequeños funcionaba bien, en especial en la provincia turolense. Se comentó con Mariano Altemir y Paloma Fábregas, del Ceder Somontano, y nos animaron a sacarla adelante, así que nos presentamos a una convocatoria con diez pueblos pequeños y Azlor estuvo entre los tres seleccionados por su propuesta”.

En este sentido considera que son “afortunados, ya está abierta la tienda y se valora mucho que haya facilidades porque son necesarias en pueblos pequeños. En el padrón municipal, la población es de 150 vecinos, la mayoría con menos de 50 años de edad, que es muy buena referencia. Ocho familias tienen hijos en edad de Infantil y Primaria” explica Montse. Además, “estos días se ha empadronado una familia nueva con dos hijos pequeños que han elegido Azlor porque es un pueblo tranquilo para vivir después de hacerlo en Valencia, Canarias y Turquía. De entrada, residen en una vivienda con tres habitaciones de propiedad municipal. Estamos contentos de que se hayan fijado en el Somontano y en Azlor donde disponemos de los servicios necesarios para vivir y cerca de Barbastro”.

Al mismo tiempo, “en Casa del Barón hay espacio disponible para construir cuatro viviendas nuevas aunque este año las subvenciones del Plan de Obras y Servicios de la DPH se destinarán para poner escaleras y ascensor hasta la planta. Todo suma en pueblos donde se lucha contra la despoblación”.

En esa línea está la apertura de la tienda multiservicios de la que informa su promotor Moisés Cantillo, un colombiano que salió del país con su familia porque no estaba conforme ni dispuesto a pagar a las guerrillas. “Mi hijo se encargó del bar en Azlor y como vivíamos en Salas Altas nos trasladamos aquí para estar juntos, hace dos años. En mi caso, estaba en supermercados Aldi, en Barbastro, y me quedé sin trabajo. Así que me plantee la posibilidad de abrir la tienda multiservicios en el pueblo y coincidió con la convocatoria de subvenciones del Ceder Somontano”,

A partir de entonces, “hablé con el Ayuntamiento y asumí el compromiso de continuidad durante cinco años como mínimo. En enero, el sueño se hizo realidad gracias a los trámites realizados desde el Ayuntamiento que ha llevado el peso de las gestiones. El local es de propiedad municipal y el utillaje interior también, solo aporto la mercancía y mi trabajo. Hasta ahora va bien, poco a poco, no ha sido abrir y que esto se llene de gente. La idea de extender el servicio a vecinos de pueblos próximos como Azara, Peraltilla y Abiego se pondrá en marcha pronto y también el domiciliario. En fecha próxima incorporaré la venta de pescado y carne fresca”.

"El local es de propiedad municipal y el utillaje interior también, solo aporto la mercancía y mi trabajo"

Moisés tiene un logo en su establecimiento, “de todo un poco”, con intención de “concentrar ventas en Azlor”. La media diaria de vecinos que compran en la tienda está entre 25-30 personas, “poco a poco saldrán los números, aún faltan meses para conseguirlo. Lo más importante es ganarse la confianza, aquí ya nos conocen porque mi hijo lleva el bar del pueblo y las piscinas y le ayudo. Nos han aceptado bien”.

“Quiero jubilarme aquí, en paz”

La referencia a la despoblación en el medio rural, “abrir la tienda está entre los objetivos de Ayuntamiento y se contribuye lo mejor posible para que vengan más personas al pueblo. Aquí la convivencia es muy tranquila y la acogida vecinal a la tienda ha sido buena”. Se refiere a la lejanía a 8365 kilómetros de distancia desde el país colombiano. “Por la situación de violencia nos vinimos aquí, tenía negocios y no estaba de acuerdo en dar a las guerrillas una parte de los beneficios de mi trabajo. Así que optamos por un cambio de vida que ahora disfruto con mis dos hijos”. En definitiva, “quiero jubilarme aquí, en paz”.  

Etiquetas