Somontano

ECONOMÍA

La unión de oportunidades de empleo y vivienda, en RuralJob

El proyecto presentado en Barbastro esuna iniciativa para luchar contra la despoblación y lograr mayores posibilidades de trabajo en el medio rural

Asistentes a la presentación del proyecto RuralJob, este martes en el Centro de la Uned de Barbastro.
Asistentes a la presentación del proyecto RuralJob, este martes en el Centro de la Uned de Barbastro.
Á. H.

La posibilidad de conectar las oportunidades de empleo del medio rural con personas que quieren vivir y trabajar en los territorios rurales de Aragón es el objetivo prioritario del proyecto RuralJob que Ceder Somontano ha presentado este martes en el Aula Magna del Centro de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (Uned) como una “iniciativa experimental” de un año de duración.

Mariano Altemir, presidente y Paloma Fábregas, gerente, han informado del proyecto en el acto al que han asistido Fernando Torres, alcalde de Barbastro, Daniel Gracia, presidente de la Comarca del Somontano, Maribel de Pablo, diputada provincial y Francisco Berroy, presidente del Consejo Regulador, entre otros.

El proyecto se plantea como “una iniciativa de carácter experimental para luchar contra la despoblación y para que lleguen las oportunidades de empleo del medio rural a las personas que quieren trabajar y vivir en un pueblo”.

Se ha promovido por siete Grupos Leader que trabajan unidos en el programa “Pueblos Vivos Aragón” en diez comarcas rurales, Jacetania y Alto Gállego, Cinco Villas, Somontano, Campo de Belchite, Jiloca y Daroca, Gúdar-Javalambre, Maestrazgo y Sierra de Albarracín.

La misión principal es que se aprovechen las oportunidades de empleo existentes en los pueblos para conseguir nuevos pobladores y se evite la emigración de población local.

Hasta el día 30 de abril se recogerán las ofertas de empresas y ayuntamientos para conformar la primera convocatoria de empleo rural, a mediados de mayo. “Se trata de facilitar que las empresas encuentren los trabajadores que necesitan y RuralJob ofrece asistencia a los empresarios locales para analizar sus necesidades, definir el perfil idóneo y formular su oferta”, han explicado Altemir y Fábregas.

En esencia, “es un paso más en el trabajo que realizamos para frenar la despoblación en diez comarcas rurales de Aragón. Si hasta ahora hemos trabajado en aspectos importantes como son la implicación de ayuntamientos y población local, el incremento de la oferta de viviendas o la orientación en personas interesadas en vivir en un pueblo, ahora nos centramos en el empleo como factor esencial para fijar población y facilitar la llegada de nuevos pobladores”, han comentado.

El proyecto se plantea con el objetivo principal de ayudar a las empresas locales, “para encontrar a trabajadores que necesitan y que no encuentran en el entorno próximo, aquellas empresas que no tienen asegurado su relevo generacional y puedan seguir su actividad con nuevos emprendedores”.

Por otra parte, “colabora con los ayuntamientos para encontrar quienes puedan gestionar equipamientos públicos que ofrecen servicios a la población o generan actividad económica para aprovechar los recursos locales, entre ellos albergues, restaurantes, multiservicio y coworking, entre otros”.

La iniciativa se financia, en su mayo parte, por la Fundación EDP (75%) y el Programa de Desarrollo Rural de Aragón 2014-2020 que sufraga el Proyecto de Cooperación entre Grupos de Acción Local Pueblos Vivos (20%), en menor medida con fondos de la DPH y recursos propios de los Grupos Leader.

Etiquetas