Somontano

SOMONTANO / FERIA

El Desván ofrece infinidad de artículos a un público numeroso

La primera jornada del certamen barbastranse tuvo el sábado una gran acogida

Público en la primera jornada de El Desván.
Público en la primera jornada de El Desván.
Á.H.

El desembalaje de antigüedades El Desván se inició el sábado con cerca de 600 personas que visitaron la feria en la primera tarde del evento, organizado desde el Área de Desarrollo del Ayuntamiento de Barbastro y que se celebra en el Pabellón Cubierto del Recinto Ferial. La excelente acogida del público se considera garantía anticipada de mucha asistencia para este domingo en horario de 10 a 14 horas, y 16 a 20 horas.

El Desván es atractivo para 34 expositores, en su mayoría de las provincias de Huesca (11) y Zaragoza (2); Barcelona (8), La Rioja (3), Tarragona (2), Navarra, Lérida, Gerona y Castellón. Se suman expositores procedentes del sur de Francia. El formato permite exponer las antigüedades sin necesidad de stands, en mesas, estantes y en el suelo de manera que los visitantes tienen posibilidades de ver y tocar.

En la práctica tienen oportunidad de ver piezas restauradas y sin restaurar, mobiliario, textil, juguetes, periódicos, revistas, publicaciones, imágenes religiosas, libros, esculturas y numerosos objetos de coleccionismo. Se ha consolidado como un referente entre el sector de anticuarios y coleccionistas y los efectos en asistencia, ambiente, interés y ventas se notaron en la primera jornada.

Belinda Pallás, presidenta del Área de Desarrollo, destacó la asistencia de público desde que se abrieron las puertas a las cuatro de la tarde, “ha sido una sorpresa muy agradable y demuestra, también, que la gente tiene ganas de regresar al ambiente de normalidad, aunque el gel y las mascarillas son necesarias. Los expositores se han sorprendido, también, porque se notará en las ventas del sábado y domingo. Creo que el domingo se notará con cifras altas acorde con quince ediciones de El Desván porque se ha consolidado entre anticuarios, coleccionistas y visitantes. Creo que se superarán las previsiones de asistencia”.

Al mismo tiempo, “es un reclamo turístico para Barbastro porque los efectos indirectos se notan en hoteles y restaurantes. A simple vista destacaría la gran variedad de objetos que se pueden encontrar, entre ellos auténticas reliquias para coleccionistas. Es una cita casi obligada y hemos visto muchas caras nuevas que vienen a Barbastro. Con criterio de coleccionista, he mirado relojes aunque es evidente que soy hija y hermana de relojeros”.

En dos horas de feria, “el ambiente es extraordinario y espero que se refleje en las ventas, aunque soy de los anticuarios habituales porque es una feria muy rentable y bien organizada. En el sector se necesitan estos eventos”, señaló David Martínez, de Logroño. “Se nota que la gente tenía muchas ganas de feria y la animación es superior a lo habitual. Cada año repetimos porque es rentable, llevamos tanta variedad que siempre vendemos a pesar de la crisis. La gente compra de todo”, opinó Ricardo Montolio, que vino desde Tortosa.

Etiquetas