Somontano

centenarios

Carlos Blecua, de Castillazuelo, se une a los centenarios de Somontano

Solo un día antes, Cándida Zalacaín, de la misma localidad, cumplió también un siglo de vida

Carlos Blecua durante la celebración de su cumpleaños.
Carlos Blecua durante la celebración de su cumpleaños.
A. H.

Carlos Blecua Pueyo ha cumplido este martes 100 años en la Residencia Municipal “Las Huertas” donde vive desde que bajó de Castillazuelo, su localidad natal. El cumpleaños en familia lo celebró en un restaurante local donde sopló los tres dígitos del 100 en la tarta entre sus sobrinos Adolfo y Carlos, de quien es padrino del bautizo. En estos eventos sociales es inusual que padrino y ahijado celebren 100 años, juntos, pero ha sido posible en esta ocasión.

El nuevo centenario es hijo único de Carlos y Dominica, ha vivido siempre en la casa familiar donde pasó la infancia hasta que se dedicó a las tareas agrarias en el campo, junto con su padre que le ayudó mientras fue posible, según recordó ayer. En el pueblo vivió con su madre y dos tías hasta que se quedó solo porque ha cumplido 100 años y sigue soltero. A la edad de 40 años, bajó a Barbastro para trabajar en el sector de la construcción donde se inició como peón de albañil.

Dos décadas en este trabajo le permitieron la posibilidad de “conocer el oficio” y desde su atalaya de 100 años está entre los testigos “privilegiados” que han visto el cambio de Barbastro durante el último siglo. Ahora, disfruta de la tranquilidad en la Residencia Municipal “Las Huertas” donde se encuentra “muy bien, a gusto, en ambiente de buena convivencia”. Reconoce que “es un éxito salir a la calle después de lo que hemos pasado todos. La primera pandemia en mi vida ha sido una experiencia personal y gracias a Dios he soplado las velas de 100 años”.

En Castillazuelo es la primera vez que dos vecinos cumplen la misma edad con un día de diferencia, Cándida Zalacaín, el lunes, y Carlos Blecua, el martes. El obispo Ángel Pérez felicitó a dos de sus feligreses más longevos que se llevaron la sorpresa consiguiente. Ambos confirman a la localidad como “reserva de longevidad” en el Somontano. En el mismo pueblo, las referencias anteriores fueron Julia Subías, Teresa Barón, Lucía Lacoma y Milagros Blecua, todas fallecieron con más de 100 años.

En especial Lucia Lacoma que fue la altoaragonesa más longeva con cerca de 109 años que hubiera cumplido. Al censo, se puede incorporar Pilar Domper que era natural de Peraltilla pero vivió casi toda su vida en Castillazuelo y falleció en Barbastro. Además, fue familia de Carlos Blecua. En la comarca, Colungo ha sido localidad de centenarios, también. Se excluye Barbastro con mayor densidad de población.

Carlos Blecua es el único varón centenario en la historia local y con Cándida Zalacaín, disfrutan 100 años en un pueblo cuyo censo es de 164 habitantes, a final de 2021, con densidad de 11’36 habitantes/km. 2 según datos del Ayuntamiento que preside el alcalde Joaquín Muzás desde 2003.

Etiquetas