Somontano

temporada vinícola

Las viñas del Somontano brotan “fuertes y con mucho verdor”

Aunque los viñedos "pintan bien", las condiciones climáticas hasta el inicio de la vendimia serán determinantes

Aspecto que presentan actualmente viñedos del Somontano.
Aspecto que presentan actualmente viñedos del Somontano.
Á.Huguet

“Fuertes y con mucho verdor”. Así brotan las viñas de las bodegas de la Denominación de Origen Protegida (D.O.P.) Somontano donde se realizan, en estos momentos, tareas de poda en verde que llevan consigo mucha mano de obra, según informa Francisco Berroy, en su doble condición de viticultor y presidente del Consejo Regulador. “La variedad Chardonnay está entre las más tempranas, además se realizan tratamientos fitosanitarios y manejo del suelo. Ahora mismo, el campo está en plena ebullición porque en mayo y junio son meses de más trabajo previo y los efectos se notan”, comenta Berroy.

Respecto a las posibilidades de una buena cosecha y consciente de que aún queda tiempo por delante, señala que “las viñas pintan muy bien y falta hasta agosto. El 55 por ciento de los viñedos del Somontano están en secano, todo irá en función de la meteorología y accidentes con que no se cuenta ahora. Lo más importante es la lluvia, en los dos o tres meses próximos. El mes de mayo es más caluroso de lo habitual, en cambio abril fue muy bueno en la climatología pero con este calor se ha adelantado mucho respecto al retraso acumulado”, indica el presidente del Consejo Regulador.

La fecha habitual para iniciar la vendimia es el 16 de agosto con alguna variedad concreta, “a partir de entonces comenzarán las primeras tareas en viñedos pero el grueso puede ser a finales de agosto o comienzos de septiembre. Ahora, estamos en un estado fenológico normal y en adelante, cabe esperar la evolución”.

La vendimia del año 2021 finalizó en la Denominación de Origen Somontano con cifras históricas, con la recogida de 21.052.486 kilos, la mayor cosecha desde 1984 con aumento del 38 por ciento respecto al año pasado, entre 29 bodegas. La campaña destacó, también, por la calidad de las uvas, entre las mejores de la década y el rendimiento medio fue de 5.835 kilos. El año climatológico fue factor favorable y decisivo porque tras una primavera muy buena y un verano seco, con temperaturas de 35 grados, llegaron las precipitaciones más importantes del verano. En suma, las referencias son buenas pero los augurios de un año a otro son complicados en este sector.

Ventas 

En cuanto a las ventas de vino en los cuatro primeros meses de 2022, apunta que “hasta que no pasa el primer semestre no nos gusta ver la tendencia. Hasta ahora, las cosas van razonablemente bien, podrían ir mejor, pero las ventas han ido en aumento. De todas maneras, no debemos olvidar que se han incrementado los costes de materias y será preciso saber si también han aumentado o descendido los márgenes”.

Los efectos derivados del conflicto bélico entre Ucrania y Rusia se notan. “Claro, los combustibles, la luz y el gas están carísimos y los tres son muy necesarios en bodegas y tareas en el campo, además las materias primas se han encarecido en cartón, vidrio, corchos… Las ventas se han incrementado pero haría falta saber si los márgenes comerciales también”.

La vitivinicultura está entre los sectores afectados por la invasión rusa de Ucrania. Por ejemplo, el embotellamiento de vino con un alza importante que lleva consigo repercusiones. En el sector, la subida se cifró en el 12 por ciento a finales de 2021 y se produjo en abril en términos similares.

Si el conflicto sigue en los meses próximos, el aumento podría alcanzar un 30 por ciento acumulado, según las informaciones recogidas entre el sector a nivel nacional. Al problema de abastecimiento de papel se suma el de cápsulas de aluminio porque los precios son muy volátiles cada mes, entre otros.

Etiquetas