Somontano

POLÍTICA

El PSOE propone a Grande para formar parte Patronato de la Casa Amparo de Barbastro

No hay presencia municipal desde que el alcalde Fernando Torres presentó su renuncia el 29 de mayo de 2021 

Exterior de la Casa Amparo del Barbastro.
Exterior de la Casa Amparo del Barbastro.
Á.H.

El grupo municipal socialista ha propuesto a la concejal María José Grande para representar al Ayuntamiento en el Patronato de la Casa Amparo donde no hay presencia municipal desde que el alcalde Fernando Torres presentó su renuncia, el 29 de mayo de 2021, al mismo tiempo que el obispo Ángel Pérez, el vicepresidente José Huerva y el secretario, Antonio Campos. Las decisiones se formalizaron ante el notario y se comunicaron al Patronato de Fundaciones. Luis Domínguez, delegado de Bienestar Social, siguió en el Patronato hasta su dimisión de concejal, el 17 de enero de 2022.

Obispado y Ayuntamiento no son propietarios y del Patronato forman parte personas independientes que gestionan el patrimonio y los recursos disponibles En diferentes etapas, el obispo y el alcalde han sido patronos natos desde el 14 de febrero de 1905 cuando se constituyó para gestionar la Casa Amparo, convertida en Residencia para Mayores con capacidad para 88 personas.

En la propuesta del PSOE para su debate en Pleno Municipal se confía en la experiencia profesional de María José Grande que ya fue representante del Ayuntamiento en el mandato anterior. En su momento, desde el grupo socialista se calificó la decisión del alcalde como “desafortunada e inapropiada” y en opinión del portavoz Daniel Gracia, “es responsabilidad del equipo de gobierno velar por la calidad de todos nuestros mayores, con independencia de los recursos económicos”.

En este aspecto, recuerdan que “la Casa Amparo ha sido, siempre, una institución de referencia y el Ayuntamiento debe apoyar desde el Patronato. Ante el olvido del equipo de gobierno, hemos tomado la decisión de presentar una moción con María José Grande porque corresponde al Pleno el nombramiento de un representante municipal. La renuncia del alcalde le invalida según los estatutos de la Casa Amparo y el informe del secretario municipal, realizado a petición de los grupos”.

Los inicios de la Casa Amparo se remontan a febrero de 1767 cuando se solicitó un Hospicio para hacer frente a necesidades, si bien la construcción de la Casa de Misericordia fue en abril de 1778 con autorización y bendición de la Santa Sede. Hasta el año 1874, la Casa Amparo se rigió por el Reglamento del protectorado de beneficencia aprobado por el Ayuntamiento que participa desde el 18 de diciembre de 1900. Cinco años más tarde, el 14 de febrero de 1905, el Ministerio de Gobernación autorizó la inscripción del Patronato como persona jurídica que aún sigue.

Etiquetas