Somontano

CULTIVOS

Expectativas buenas para el Tomate Rosa de Barbastro

La campaña comenzará a mediados de junio con la previsión de una mayor producción que el año pasado

Primeros tomates de la campaña en las plantaciones en invernadero de Óscar Olivera.
Primeros tomates de la campaña en las plantaciones en invernadero de Óscar Olivera.
Á. H.

Las expectativas son muy buenas para la campaña del Tomate Rosa de Barbastro, que se iniciará a mediados de junio para los productores más madrugadores y en julio para las grandes plantaciones, caso concreto de Terra Agronómica del grupo Correas en el invernadero de la carretera de Burceat. Respecto a la calidad del producto, no hay dudas, aunque sí sobre costos y precios comparativos con la campaña pasada, que se cerró con 2.200.000 kilos, cifra similar a las anteriores, según informa Óscar Olivera, portavoz de la Asociación de Hortelanos de Barbastro, en fase de renovación.

Hasta ahora, se ha plantado el 85 % del total de la producción estimada. A mediados de marzo, en invernadero, a comienzos de abril “bajo malla”, al aire libre por San Jorge y los “tardanos” tienen tiempo hasta San Ramón (21 de junio) en fechas facilitadas por Óscar Olivera, entre los productores “madrugadores” y de los primeros en sacar los tomates al mercado.

En cifras estimadas, la producción será mayor porque Terra Agronómica destina para Tomate Rosa las parcelas donde hubo pimientos en la campaña anterior, donde los resultados no fueron satisfactorios ni tampoco los pepinos, cuya parcela se destinará a “otros menesteres”.

José Antonio Armengol, responsable de invernaderos y de la nave de selección de la empresa oscense en Barbastro, cree que esta campaña “es posible que lleguemos al millón y medio de kilos por el aumento aproximado de dos hectáreas donde se han plantado 160.000 matas de tomates”. Las tareas de campaña llevan consigo 34 puestos de trabajo con mano de obra procedente de Almería, donde la empresa oscense tiene invernaderos.

Se cruzan la península para llegar a Barbastro, donde residirán varios meses, al igual que en la campaña de 2021, que dejó resultados “satisfactorios” en función del comportamiento laboral. La plantación total finalizó hace quince días y los primeros tomates saldrán de invernaderos a comienzos de julio, según las previsiones del mayor productor en Aragón con diez hectáreas y dos del marroquí Tijanis, bajo “el paraguas” de la empresa oscense.

“La plantación saca muy buena pinta”, señala Armengol, consciente de que la climatología acompaña. Terra Agronómica tiene ventas garantizadas entre la red nacional, “este año con más incidencia porque ha habido zonas donde la plantación disminuyó por diferentes causas”. Se mantiene la nave para centro de selección en el Polígono Valle del Cinca con 12-14 puestos de trabajo, naturales de Barbastro.

Óscar Olivera participa de criterios similares. “La producción final será similar a la campaña anterior, en cantidad, el tiempo es muy bueno hasta ahora. Nos salvamos por los pelos de las fuertes heladas en abril con las plantaciones que estaban en marcha. Los primeros Tomates Rosas se podrían degustar para San Ramón, en torno al 20 de junio”. El censo habitual de productores apenas ha aumentado, “se mantiene estable, aunque se han animado dos o tres pequeños. Las puertas de la Asociación siguen abiertas y la producción aumentará por los porcentajes altos de Terra Agronómica”.

En cuanto a precios, dice que “la tesitura es diferente por el notable aumento de costes y el hecho de garantizar el cultivo lleva consigo un gasto añadido importante. Será preciso tener muy en cuenta costes de producción para adaptarnos a la situación actual. El porcentaje que le queda al agricultor hay que mantenerlo a toda costa y la actualización de precios será obligada para que el producto sea sostenible”.

Tal vez en torno a la hoguera de San Ramón, el 20 de junio, se puedan degustar los primeros Tomates Rosas de la temporada, incluso “bendecidos” en la noche festiva, “en agricultura no hay fechas concretas”. Hasta ahora, la producción en trece años (2009-2021) ha sido de 15 millones de kilos en el Somontano, donde hay más referencias tradicionales en el cultivo, entre ellas Carlos Guiral, Fernando Fredes, Antonio Risco y Victoria Martínez (ecológico).

Por otra parte, la Sociedad Cooperativa Agrícola de Barbastro mantiene la plantación en el invernadero de Peralta de Alcofea para la producción de semillas.

Etiquetas