Somontano

AGRICULTURA

Asaja sumará empleos en su sede de Barbastro

Forma parte de la redistribución y ampliación de locales y espacios 

Ángel Samper, Secretario general de Asaja Aragón.
Ángel Samper, Secretario general de Asaja Aragón.
Á. H.

La reforma y ampliación de instalaciones en la sede central de Asaja Aragón llevará consigo la ampliación de puestos de trabajo y una redistribución de locales y de espacios disponibles en Barbastro según informa Ángel Samper, Secretario General. El proyecto de ampliación ha supuesto una inversión de 283.159 € con una subvención del 25% del Ceder Somontano. “Crecemos como Asaja y los desajustes que se producen por parte de la propia Administración, con exceso de procedimientos que no simplifican sino que complican aún más a los ciudadanos” según explica Samper.

En su opinión, “cada día nos exigen más y el aparato administrativo es más pesado, con mayores costos, mientras externalizan el trabajo de la función pública. Eso no tiene sentido y como organización agraria, libre e independiente, tenemos que ampliar el equipo de técnicos. Las instalaciones que tenemos en Barbastro se han quedado pequeñas y hemos realizado un proyecto de ampliación con espacios y lugares en desuso entre ellos una antigua tienda”.

De esta manera, “se han dignificado espacios y hemos habilitado con una sala con capacidad para 100 personas para celebrar eventos, reuniones y asambleas. La contribución del Centro de Desarrollo del Somontano ha sido importante por necesaria con el 25% del proyecto y llevará consigo la creación de entre seis y siete puestos de trabajo en una plantilla que ahora tiene 30 trabajadores, técnicos en su mayoría y crecemos”.

Al mismo tiempo, Samper ha señalado que “nos sentimos muy orgullosos del trabajo que se realiza en Somontano” y se refirió a los vinos, “ya que se ha presentado hoy el Festival y la Muestra tengo que destacar que en Aragón han subido mucho en calidad, imagen y prestigio. El trabajo que se ha hecho en este sector es muy bueno y exquisito, ahora tenemos que preservar y acrecentar la imagen, extraordinaria”.

Al mismo tiempo, se ha referido al sector del olivo porque “las expectativas son malas hacia una cosecha baja debido a las heladas que hubo” y no cree que haya tiempo para “recuperarse de los daños causados”. En cuanto a las repercusiones del conflicto bélico de Ucrania en el sector agrario, “las ha tenido muy grandes en cuanto a la crisis alimentaria por encima de la crisis energética. Hay datos que nos preocupan mucho”.

Ha añadido, “la globalización lleva consigo un grado de perversión elevada donde conviven dos sistemas, capitalista y comunista. Cada uno trata de aprovecharse de las debilidades del otro. El sector del cereal deja datos de 2.800 millones de toneladas de producción, solo China, Estados Unidos e India tienen 1.380 millones de toneladas.

Con todo ello, casi la mitad de la producción mundial y si nos circunscribimos a Ucrania solo tiene 69 millones y parte son para mercado de autoabastecimiento interior. La dependencia de Ucrania no es tal como para crear este desbarajustes a nivel mundial”.

Etiquetas