Somontano

TURISMO

La empresa de la tirolina de Alquézar estudia demandar al consistorio

La promotora de esta instalación argumenta su decisión “por el cambio de actitud del Ayuntamiento” con este proyecto

Zona donde estaba prevista la instalación de la tirolina en Alquézar.
Zona donde estaba prevista la instalación de la tirolina en Alquézar.
Á. H.

La empresa Fun Canyon S.L., promotora de la instalación de una tirolina en Alquézar, valora la posibilidad de interponer demanda jurídica al Ayuntamiento por “el daño patrimonial provocado por el cambio de actitud en relación al proyecto”, según informa en nota de prensa. La tirolina de uso turístico, de 1.275 metros de longitud, se planteó entre los parajes de Lamos y Viña Matriz pero el proyecto fue “desfavorable e incompatible con la adecuada conservación del patrimonio natural”, según la evaluación de impacto ambiental del Inaga.

La resolución se publicó en el Boletín Oficial de Aragón del 1 de febrero de 2022. Cinco meses más tarde, la empresa informa sobre la posibilidad de emprender acciones judiciales porque las inversiones -económicas y de tiempo- se realizaron “tras la firma de acuerdos y convenios con el Ayuntamiento, en 2017 y 2018. Después siguió la declaración de interés social del proyecto, aprobado en el pleno en 2019”.

En este aspecto, “el convenio obligacional firmado por ambas partes incluía un alto grado de concreción en determinados aspectos, entre ellos, el uso privativo de terrenos de titularidad municipal, emplazamiento y tasas. El Ayuntamiento recibiría una aportación de 30.000 euros anuales por ocupación de los terrenos y el convenio señalaba medidas de integración paisajística que se recogen en los estudios pertinentes de evaluación ambiental”.

La empresa encargó estudios ambientales, patrimoniales, paisajísticos y de ingeniería que fueron “de costes elevados y un desembolso económico” que se realizaron en base a la firma de acuerdos y al visto bueno del Ayuntamiento para realizar el proyecto. “Si tras las primeras reuniones, Fun Canyon S.L. se hubiera encontrado con la negativa municipal, nunca habría considerado Alquézar como emplazamiento para su tirolina”, explica la empresa.

Al mismo tiempo, lamenta “el cambio de postura del Ayuntamiento impulsando las alegaciones en contra del proyecto, que fueron determinantes para que el Inaga informara en contra”.

Además, señala que fue “la propia corporación quien auspició, de manera sorprendente, una recogida de firmas en contra del proyecto cuando tres meses antes lo había declarado de interés social”. Según los promotores, “la tirolina era un proyecto para el disfrute pleno de naturaleza mediante vuelo panorámico accesible, muy placentero, como homenaje al río Vero”. La iniciativa hubiera generado diez puestos de trabajo directo y la previsión era de 10.000 usuarios anuales.

En espera de tomar decisiones

Hasta ahora, el Ayuntamiento no ha recibido ninguna notificación y según informó el alcalde Mariano Altemir, “nos hemos enterado por los periodistas, así que no valoramos la decisión hasta que nos reunamos con el secretario y se realicen las consultas con el departamento jurídico de la DPH que asiste a los ayuntamientos. Es cierta la declaración de interés social y también que después surgieron muchos movimientos en contra del proyecto y se tomaron determinaciones posteriores”.

El alcalde ha indicado que “el Ayuntamiento no auspició ninguna recogida de firmas, tampoco la plataforma” y ha recordado que el informe del Inaga fue “desfavorable e incompatible con la adecuada conservación del patrimonio natural”. Al mismo tiempo ha reiterado que “en cuanto llegue la notificación, se estudiará, de momento no tomamos decisiones” y respecto a la posibilidad de que la empresa se quiera resarcir de daños, “consultaremos al departamento jurídico”.

Etiquetas