Somontano

SOMONTANO - SECTOR PRIMARIO

El Grado trabaja para recuperar la biodiversidad agrícola de la zona

El proyecto tiene como fin último luchar contra la despoblación y considera la participación ciudadana un elemento clave para conseguir el éxito

Uno de los árboles identificados.
Uno de los árboles identificados.
S.E.

El proyecto para la recuperación y conservación de variedades frutícolas tradicionales promovido en el municipio por el Ayuntamiento de El Grado sigue con nuevas actividades complementarias extensibles a los vecinos y nuevos pobladores. Afecta a las localidades de El Grado, Artasona, Enate y Coscojuela de Fantova con el objetivo de “recuperar la biodiversidad agrícola y fomentar posibles acciones emprendedoras en torno a la fruticultura”.

Hasta ahora, el trabajo realizado se enmarca en un proyecto que busca “dinamizar el municipio de forma social, económica y sostenible con el fin último de luchar contra la despoblación, la pérdida de empleo y la biodiversidad hortícola”, según informan desde el Ayuntamiento gradense. La participación de la población local es un factor clave para localizar e identificar los frutales tradicionales locales que pueden encontrarse en huertas particulares, tal vez, en estado de abandono y por sus características han aguantado el paso del tiempo. En muchos casos son conocidos por los vecinos de la zona gracias a sus cualidades organolépticas, entre otras.

Cartel informativo del proyecto que tiene lugar en El Grado.
Cartel informativo del proyecto que tiene lugar en El Grado.
S.E.

Desde que se puso en marcha el proyecto en 2018 se localizaron 58 variedades de frutales, entre árboles madres e injertados, con predominio claro de manzaneras y multitud de variedades, entre ellas verde doncella, roya y starking; perales de San Juan, blanquilla, de agosto y otras. En el registro hay melocotoneros, membrilleros, caquis, figoneros, higueras y ciruelos. Mención específica para el cerezo de Artasona, distinguido como árbol singular.

Según el contenido del estudio, la mayoría de los árboles tienen más de 30 años aunque hay otros más jóvenes por efectos de multiplicación realizada por algunos hortelanos del municipio para su conservación, “en general están en buen estado si bien algunos necesitan cuidados urgentes si se quieren conservar”. Todos los ejemplares se han inventariado con datos sobre el conocimiento de variedades, partes aprovechables, características organolépticas, datos fisiológicos y gráficos sobre los ejemplares.

De algunos árboles se sacaron estacas para su conservación que se han reproducido por el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (Cita). El proceso se ha retrasado por la pandemia y en 2022 se han puesto en marcha dos campos experimentales en El Grado y en Enate gracias a la colaboración de los propietarios de terrenos. Las labores en estos espacios se realizan por voluntarios y residentes del municipio.

De forma paralela se realiza formación en temáticas frutícolas y hortícolas que facilita el conocimiento y recuperación de labores en el manejo que garanticen la conservación de los recursos naturales y de la biodiversidad de El Grado. Las jornadas formativas están abiertas a vecinos de otras localidades mediante la inscripción en el Ayuntamiento de El Grado o bien enviando un WhatsApp o llamando al teléfono 650147091. El aforo es limitado.

Las sesiones propuestas para julio son: poda de rejuvenecimiento para la recuperación de árboles frutales viejos el 23 de julio en el Aula formativa del Salón Social, de 9:30 a 13:30 horas, a cargo de Carlos Gil, ingeniero técnico agrícola y asesor de fruticultura; necesidades nutritivas de las plantas, fertilización armoniosa el 30 de julio, de 9:30 a 11 horas. Las acciones se realizan con recursos de la Diputación Provincial de Huesca (80%) desde el área de divulgación y sensibilización medioambiental. 

Etiquetas