Somontano

tradiciones

Barbastro se viste de gala ante unas fiestas para “reencontrarse”

El cohete anunciador llenó la plaza del Ayuntamiento y dio paso a los actos de una celebración que “se vive en la calle”

Pasacalles a cargo de los músicos que animan a los vecinos de Barbastro en sus días de fiestas patronales.
Pasacalles a cargo de los músicos que animan a los vecinos de Barbastro en sus días de fiestas patronales.
A. H.

Fernando Torres emuló al Pregonero del Vero cuando Ernesto y Enrique Torrente (1943-1972) en sus tiempos invitaban a los barbastrenses y forasteros a disfrutar de unas buenas fiestas “por orden del señor alcalde”. La única diferencia fue que ellos lo hicieron a lomos de “once burros diferentes” y ayer, Torres lo hizo desde el balcón del Ayuntamiento ante más de mil peñistas. “Este era uno de los momentos más esperados después de dos años, la riada de gente demuestra ganas de fiesta y procuramos que se viva en la calle”.

A su lado, la mantenedora Nunilo Cremades, prendió el primer chupinazo de su vida cerca de Jesús Garcés, que se gastó una botella de cava para “mojar” desde el balcón a los peñistas. De por sí ya lo estaban para celebrar las fiestas donde “nos hemos reencontrado todos con muchas ganas, deseos y más gente que nunca porque la coincidencia en domingo también se notó”. Así las definió Torres que recordó la soledad y el silencio de los dos últimos años, en la misma Plaza, “rotos” por los aplausos de las religiosas y usuarios de la Residencia Saturnino López Novoa.

La mantenedora, Nunilo Cremades, fue la encargada de prender el cohete que dio inicio a las fiestas.
La mantenedora, Nunilo Cremades, fue la encargada de prender el cohete que dio inicio a las fiestas.
A. H.

La vecindad al Ayuntamiento les dio ocasión de celebrar la Fiesta desde las mismas ventanas, pero en ambiente distinto por diferente. Nunilo Cremades recordará esos momentos, siempre, también su esposo Pedro y dos hijas que compartieron espacio en el balcón junto a Damas de Fiestas y representantes de Peñas. En realidad, tras el chupinazo solo se hizo sitio para que Felipe Salinas leyera parte del texto del Pregón escrito por Luis Montes, antes de subir al burro que le llevó por las calles céntricas, entre miles de personas.

Las dependencias municipales fueron un amplio espacio para recibir a las autoridades, invitados y familias de Damas, entre ellos Jorge Azcón, alcalde de Zaragoza, que asistió a las Fiestas por primera vez para disfrutarlas “cerca de los barbastrenses y con los mejores deseos. Encantado de estar aquí para participar de la explosión de felicidad y alegría. Las fiestas buenas se celebran en la calle, es la primera vez que vivo este ambiente en Barbastro entre las muchas que he estado”.

Damas mayores durante el pasacalles celebrado ayer en la localidad de Barbastro.
Damas mayores durante el pasacalles celebrado ayer en la localidad de Barbastro.
A. H.

En su opinión, “desde el balcón da la imagen propia de una ciudad que se mueve y que tiene vida. Hoy es un día ideal para conocer Barbastro”. Sin salir del Ayuntamiento, aunque pasó la mañana por las calles, de trabajo, el subinspector, Vicente Barfaluy, Jefe de la Policía Local, lució una pañoleta con lectura “2023 El guerrero descansa” anticipo de la próxima jubilación profesional.

Gratitud y trabajo

Vicente vive sus últimas Fiestas en activo, “por una parte, tengo la alegría propia de mi trabajo y al mismo tiempo, da tristeza después 37 “y medio” años en la plantilla. Ante todo, siento sensación muy fuerte de gratitud al Ayuntamiento y a la ciudad porque mi vida la he dedicado a este trabajo”.

Hasta ahora, las Fiestas transcurren con normalidad, las noches de viernes y sábados se han vivido sin novedades relevantes”.

En la comparsa de Gigantes, que figura entre las más antiguas en Aragón, el relevo se hizo con cuatro portantes nuevos y también lo habrá en el gigante Ferranko de Peña Ferranca. Miguel Merino, el más veterano de la comparsa, ayer vio el Pregón “desde fuera del gigante después de 35 años” y se le notó “a gusto”. La distribución de más de 200 pañoletas de “primeras Fiestas” entre los niños y niñas se notó, entre ellos Lucía y Laura, y también las ganas “tremendas” de llevar un cabezudo, por ejemplo, Erik Castro que ha venido desde Zaragoza con esa ilusión.

Este año, se notó la ausencia de carrozas respecto al número habitual con ausencia de barrios debido a las exigencias de la normativa que condiciona la presencia. Cinco carrozas, sólo, ya que las peñas optaron por remolques. La mañana fue de connotaciones emotivas para Paco Durán que recibió, por sorpresa, el nombramiento de Gaitero de Honor con la pañoleta que le impuso Manuel Rodríguez. Albahaca no falto por la mañana ni serpentina y confeti por la tarde en el Coso Blanco, horas antes de asistir al concierto de Ixo Rai, a media noche en la Plaza de San Francisco. La Fiesta sigue hoy.

Etiquetas