Somontano

EMPRESAS

La Bodega Sommos, premiada por la Academia Aragonesa de Gastronomía

En el transcurso del año, más de 100 personas se benefician de los puestos de trabajo en momentos puntuales

Foto de familia de los premiados por la Academia Aragonesa de Gastronomía.
Foto de familia de los premiados por la Academia Aragonesa de Gastronomía.
S. E.

La trayectoria ascendente y consolidada de Sommos, del Grupo Costa, ha sido acreedora de la elección como Mejor Bodega por iniciativa de la Academia Aragonesa de Gastronomía entre los Premios 2022 entregados durante el acto académico celebrado el jueves pasado en Zaragoza. Además, fue la única empresa altoaragonesa galardonada. Desde su implantación en 2014 está entre las referencias más importantes del sector en la D.O.P. Somontano.

En el transcurso del año, más de cien personas se benefician de los puestos de trabajo, en momentos puntuales como son las temporadas de poda y de vendimia ya que se cultiva más de 600 hectáreas de superficie con viñedos entre las dos bodegas. Más de 355 hectáreas de viñedos son en propiedad y los restantes afectan a viticultores locales con quienes firman convenios, según informan desde la empresa ubicada en la N-240 km. 155 entre los términos de Barbastro y Castejón del Puente.

Las variedades cultivadas son Tempranillo, Carnet Sauvignon, Merlot, Syrah, Garmacha, Moristel, Parraleta y Pinor Noir en tintas; Chardonnay, Riesling, Garnacha y Gewurztraminer en blancas. La elección de viñedos de parcelas en función de clima y suelo de la zona “se tiene en cuenta para obtener una uva de la mejor calidad posible. Sommos dispone de un viñedo experimenta con 20 sistemas de conducción del viñedo desarrollados en todo el mundo, en la misma parcela y con la misma variedad para analizar la posible adaptación de cada uno de ellos a las condiciones”.

Los resultados conseguidos se reflejan en la buena aceptación que tienen los vinos con un amplio portfolio de 25 referencias diferentes, elaborados en la Bodega.

Se distribuyen en mercados nacionales e internacionales por más de 30 países, entre ellos los centroeuropeos y el incipiente mercado asiático.

En este aspecto, el reconocimiento de la Academia Aragonesa de Gastronomia se suma a los recibidos durante 2022, algunos procedentes de los concursos vinícolas más importantes.

En concreto, Decanter World Wine Awards, grenaches du Monde, Mundus Vini o el Berliner Wine Trophy, referencias internacionales acreditadas donde la marca Somontano ya se conoce por la calidad de sus vinos. En este aspecto, Sommos ha contribuido con diferentes vinos premiados que son resultado de “la adaptación de las variedades de uva a los distintos tipos de suelo y de microclimas, muestra de la amplia diversidad que existe en el Somontano”, explica un portavoz de la Bodega.

En esta línea, “se trata de una gama de vinos innovadores y honestos, trabajados con pasión por un equipo donde el denominador común es la juventud y el dinamismo”. Además, al proyecto iniciado en Somontano se suma Sommos Garnacha, “bodega situada en entorno único como es Murero (Zaragoza) donde el esfuerzo de los enólogos se ha enfocado al desarrollo de viejas cepas de garnacha ubicadas entre 800 y 1.000 metros sobre el nivel del mar”.

Enoturismo atractivo

La propuesta enoturística de la empresa tampoco pasa desapercibida y se ha convertido en una de las más demandadas en Aragón con cifras que superan los 20.000 visitantes anuales. Los amantes del vino, de diferentes países, son reflejo del interés que despiertan los vinos que se elaboran en la Bodega cuyo edificio vanguardista no pasa desapercibido. Y tampoco las características durante el recorrido por la bodega. El enoturismo, turismo enológico o turismo del vino contribuye a las cifras anuales en la Ruta del Vino Somontano con 819.000 visitantes entre los años 2007-2021.

En cuanto a la vendimia de 2022, se inició el 16 de agosto y se ha finalizado el 19 de septiembre, “debido al calor y a la sequía de este año, ha sido rápida e intensa con una notable reducción productiva, compensada por un fruto de gran calidad. La ausencia de humedad ha evitado la posible aparición de enfermedades fúngicas”.

Etiquetas