Somontano

infraestructuras

Inicio de las obras de mejora en la carretera de Berbegal a Peralta

También han comenzado los trabajos previos a la actuación en la vía de Barbastro a Salas

Tareas de medición previas a la actuación en la carretera de Barbastro a Salas.
Tareas de medición previas a la actuación en la carretera de Barbastro a Salas.
Á.H.

Las obras de refuerzo del firme y mejora de la seguridad vial en 1’5 km. en la carretera A-1232 entre Berbegal y Peralta de Alcofea se han iniciado con duración prevista de tres meses durante los cuales el desvío alternativo será por la carretera A-1216 de Grañén a Berbegal y por la A-1217 de Monflorite a Sena, según informa la dirección general de carreteras del Gobierno de Aragón. Las obras incluyen la mejora superficial del firme, impermeabilización en 4 km. de vía, adecuación de la intersección entre la A-1223 con la HU-852 en dirección a Lagunarrota en el término municipal de Berbegal.

El departamento de Ordenación del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón tiene prevista una inversión de 240.686’52 € para el refuerzo de firmes además de trabajos de conservación por lo que la inversión total será de 550.000 € porque se incluye el ensanche en 1’5 km entre la salida de Peralta de Alcofea y el puente.

El tráfico en este tramo carretero ha aumentado tras la apertura de la salida 52 de la autovía A-22 entre Huesca y Lleida con intensidad media de 1.279 vehículos de los cuales 512 son pesados. La densidad del tráfico y las características de la carretera originaron varios accidentes entre los años 2020 y 2022. Los alcaldes de ambas localidades reclamaron el interés de la Consejería de Vertebración del Territorio con respuesta favorable del director general de carreteras, Bizén Fuster.

Por otra parte, la semana próxima comenzarán las obras en la carretera A-1232 de Barbastro a Salas que incluye la rehabilitación del “puente de hierro” (Santa Fe). Técnicos del Gobierno de Aragón y de la empresa adjudicataria, Compañía de Obras Públicas, Hormigones y Asfaltos (Copha), han realizado ya las tareas de medición, previas al inicio de las obras, adjudicadas por 766.625 €. La actualización del proyecto ha supuesto aumentos importantes para el Gobierno de Aragón que aportará el 60% del importe mientras que el Ayuntamiento asumirá el 39’37% restante.

Hasta ahora, la ejecución de este tramo carretero sufre un retraso desde 2019 cuando se paralizó por la aparición del yacimiento arqueológico que condicionó el proyecto. La construcción de un muro de 6 metros de altura para proteger el talud donde está el yacimiento destaca entre las obras con objeto de evitar desprendimientos en la ladera.

El muro sustituirá al provisional y llegará desde el puente hasta las proximidades del silo para proteger, también, la integridad del yacimiento arqueológico cuyos restos están soterrados y protegidos por una capa de geotextil, según las informaciones facilitadas. El tramo se cerrará al tráfico mientras duren las obras hasta enero de 2023.

El proyecto incluye la rehabilitación del antiguo puente de hierro donde se cambiará el tablero actual por uno nuevo ya que está deteriorado y quedará en condiciones de uso peatonal y para circulación de vehículos en casos de urgencia. En opinión de los técnicos quedara “un puente bonito y atractivo”.

Tras indicar que se van a realizar las tareas de conservación previstas en barandilla, juntas limpieza integral de los elementos metálicos de la estructura y el pintado de imprimación.

El proyecto del puente original se redactó en 1900 y se construyó entre 1903 y 1905, años después sobrevivió a la Guerra Civil ya que no pudo ser volado por las tropas del ejército republicano. El Ayuntamiento anunció la rehabilitación, en 2018, cofinanciada con el Gobierno de Aragón pero se realizará cuatro años más tarde.

Etiquetas