Somontano

TRIBUNALES

Piden 27 años de cárcel por el asesinato de Hassna en Barbastro

La Fiscalía solicita la condena por el crimen en junio del 2021. La víctima murió supuestamente por las puñaladas que le asestó su exmarido

Lectura del manifiesto en Barbastro, donde fue asesinada este año Hassna.
Lectura del manifiesto en Barbastro, donde fue asesinada este año Hassna.
Ayuntamiento de Barbastro

El fiscal solicitará el próximo día 21 al tribunal de la Audiencia de Huesca un total de 27 años de prisión para un hombre por el presunto asesinato machista de su exmujer, Hassna, a finales de junio de 2021 en Barbastro, a la que apuñaló de forma violenta ante los tres hijos menores que había tenido la pareja antes de divorciarse.

Los hechos ocurrieron a primeras horas de la tarde del 30 de junio de 2021 en el domicilio en el que vivía la mujer con sus tres hijos, una vivienda propiedad de la pareja que en la sentencia de divorcio se había asignado a la mujer para el cuidado de los menores, que tenían en esos momentos 1, 5 y 13 años, y que el acusado le instaba a vender para repartirse el dinero.

En su escrito de calificación provisional, el ministerio público relata que el acusado, sobre el que pesaba una orden de alejamiento por violencia contra su expareja, veía con “desagrado” cómo su exmujer, de 36 años, adquiría autonomía e independencia, hasta llegar al punto de planear un viaje con sus tres hijos a Marruecos durante el verano.

El relato de hechos establecido por el fiscal destaca que la tarde en la que ocurrió el crimen, el acusado se dirigió al domicilio de su expareja, que le abrió la puerta de la vivienda y a la que instó una vez más a que vendiera el piso, a lo que la mujer volvió a negarse. En un momento de la discusión, el presunto agresor se dirigió a la cocina y cogió un cuchillo de unos 21 centímetros de hoja, con el que agredió a su exmujer al tiempo que la empujaba contra la pared y le espetaba, en presencia de sus tres hijos, “ahora sí que vas a vender la casa”.

A pesar de que en ese momento la mujer, aterrorizada, le dijo que vendería el inmueble, el acusado comenzó a asestar cuchilladas sin atender las súplicas de la víctima de que no lo hiciera ante sus hijos.

En el ataque, la mujer consiguió arrebatar el cuchillo cogiendo el filo con sus manos, pero no pudo impedir que el acusado lo recuperara, antes de abofetearle y de continuar acuchillándola en el suelo. Las doce cuchilladas recibidas causaron a la mujer una hemorragia que derivó finalmente en su muerte por shock hipovolémico.

Según el relato fiscal, el acusado se sentó en el suelo en actitud tranquila y dejó que su hijo mayor le quitara el cuchillo al tiempo que le decía que pasaría un largo tiempo hasta que volvieran a verse y le entregaba un sobre con dinero y las llaves de su coche.

En respuesta a una pregunta de su hijo mediano sobre el estado de su madre, el presunto agresor, que fue detenido minutos después por los agentes de la Guardia Civil desplazados a la vivienda a instancias de varias vecinas de la víctima, se limitó a decirle que su mamá había “muerto”.

El fiscal solicita para el acusado 25 años de prisión por el presunto asesinato machista de su expareja y 2 años más por los delitos de maltrato psicológico causados a sus dos hijos mayores durante el crimen, así como 10 años de libertad vigilada y 35 de alejamiento de los menores tras el cumplimiento de la condena, y un total de 1,1 millones de euros en indemnizaciones a éstos así como a los padres y hermanos de la víctima.

Este crimen provocó una fuerte conmoción en Barbastro, donde los vecinos se concentraron un día después de los hechos para expresar su repulsa. l EFE

Etiquetas