Somontano

TRIBUNALES

El acusado de asesinar a Hassna: "Estaba furioso, fuera de mí"

El procesado por matar a su exmujer a cuchilladas se enfrenta a 27 años de prisión

Abdelkader M., acusado de asesinar a su mujer, este viernes durante sus declaraciones en la Audiencia Provincial.
Abdelkader M., acusado de asesinar a su mujer, este viernes durante sus declaraciones en la Audiencia Provincial.
Pablo Segura

Abdelkader M. llamó por teléfono a su exmujer Hassna aquel 30 de junio de 2021. Al no encontrar respuesta, se dirigió a su casa. “Llamé a la puerta y le dije a ella y a los niños: Vamos al salón a hablar”, ha recordado el acusado. “El piso es mío y no lo voy a vender, vete de aquí loco o llamo a la policía”, me dijo. “Yo estaba muy furioso, loco, fuera de mí”, ha continuado. “Discutimos, fui a la cocina y cogí un cuchillo. Le dí dos cortes. Me senté en el suelo. No recuerdo nada más”.

Este ha sido el relato expuesto este viernes en la Audiencia Provincial de Huesca por el hombre, de 45 años y natural de Marruecos, acusado de asesinar a su exmujer, de 36 años, delante de sus tres hijos de 13, 6 y 1 años de edad en Barbastro.

Se ha llevado a cabo durante la primera de las seis sesiones del juicio en la que se ha conformado el jurado popular y que se retomará la próxima semana con las declaraciones de testigos, investigadores de la Guardia Civil y peritos.

Fiscalía, acusación particular y acusación popular -ejercida por el Gobierno de Aragón- han solicitado una petición de cárcel de 27 años por un delito de asesinato con las agravantes de parentesco y género, además de dos delitos de maltrato psicológico.

Por su parte, la defensa, llevada a cabo por el abogado Javier Villarubí, ha pedido aplicar la eximente completa por trastorno mental y su internamiento en un centro psiquiátrico.

Preguntas

El acusado no ha querido responder a las preguntas de la Fiscalía, acusación particular y acusación popular. Sí lo hizo ante su defensa, alegando que “sentía profundos dolores de cabeza aquella tarde”. El jurista ha amparado su argumentación en el grave trastorno mental psicótico que le fue diagnosticado en 2018, cuando se separó de su mujer, llegaron al acuerdo de vender la casa en la que vivían y repartirse el dinero

“Llevo enfermo cuatro años. Hablaba solo mientras conducía, sin saber que me ocurría”, ha respondido el acusado, que ha sido diagnosticado, internado en psiquiátricos y ha estado bajo medicación debido a los episodios provocados por el trastorno psicótico delirante, autoreferencial y celotípico, diagnosticado por los más de 30 especialistas en psiquiatría que le han tratado en los últimos años y que la han calificado como la “peor enfermedad psiquiátrica”, ha atribuido la defensa.

Sin embargo, la acusación particular de la familia, realizada por el jurista Alejando Soteras, ha incidido en la “consciencia plena” del presunto asesino durante los hechos.

El letrado ha advertido a su vez disonancias en los hechos, como que el acusado entregara tras lo acontecido el cuchillo, un sobre con dinero y las llaves de su coche a su hijo de trece años.

El juicio continuará el próximo lunes con el testimonio del menor, fundamental para determinar si el procesado se encontraba sometido a un brote psicótico.

Etiquetas