Somontano

RELIGIÓN

"¡Se lo debíamos! y hoy saldamos esta deuda de gratitud con todos ellos!"

La Diócesis de Barbastro-Monzón inicia la mayor Causa de Canonización en la historia de la Iglesia española

La catedral de Barbastro se ha llenado para este acto.
La catedral de Barbastro se ha llenado para este acto.
A. H.

¡Se lo debíamos! y hoy saldamos esta deuda de gratitud con todos ellos. En estos términos se ha referido Ángel Pérez, obispo de Barbastro-Monzón, a la deuda de la Diócesis contraída con Félix Sanz Lavilla y 252 mártires, de 62 localidades, cuya Causa de Canonización se ha abierto este domingo en fase diocesana en la catedral de Barbastro. Afecta a 210 sacerdotes, 34 laicos, cinco seminaristas y tres religiosas del monasterio de Santa Clara (Monzón). Por número, es la mayor en la historia de la Iglesia española, en proporción al número de habitantes de la antigua diócesis de Barbastro.

Se suman a 79 mártires ya beatificados entre 1974-2002 con el obispo Florentino Asensio, 51 claretianos, 18 benedictinos, cinco escolapios, los dos “curetas de Monzón”, el sacerdote Vicente Montserrat (en Almería) y el gitano Ceferino Giménez Malla “El Pelé”. En total, 331 mártires de la persecución religiosa en la Guerra Civil Española que afectó al 88% del clero de una Diócesis que quedó “salpicada de cruces”.

El obispo ha concelebrado la Eucaristía con Ángel Noguero, vicario general y José Huerva, presidente del Cabildo, con la mayoría del presbiterio diocesano. A la misa retransmitida por La 2 de TVE en su programa “El Día del Señor”, han asistido 120 familiares de los futuros beatos y entre los fieles estuvo el alcalde de Barbastro, Fernando Torres, representantes de asociaciones, cofradías, grupos y animadores de la Comunidad en la fecha que la Iglesia conmemora a todos los santos y beatos mártires del Siglo XX entre obispos, sacerdotes, consagrados y laicos.

En la liturgia han participado fieles de los arciprestazgos, Sobrarbe-Ribagorza, Somontano, Cinca Medio-Litera y Bajo Cinca. El Coro Diocesano ha intervenido durante el acto donde el simbolismo del manojo de tomillo se ha convertido en “un verdadero sacramental porque encarna nuestra identidad martirial”, según ha explicado el obispo. “El martirio no es fruto de proyecto humano o de una hábil estrategia” ha señalado el prelado quien se ha referido a los beatos como “la joya de la corona que fecundará nuestra Diócesis”.

Ángel Pérez ha destacado que “la Diócesis de Barbastro-Monzón está dotada de unos rasgos que le confieren un perfil singular, devoción mariana, vocación misionera y sin duda, carácter martirial. La Guerra Civil Española la dejó masacrada, asolado el clero, religiosas y religiosos con laicos”, En la misma línea, se ha referido  “al testimonio de entrega, reconciliación y perdón de los mártires que se convierte en legado preciso”.

La apertura de la Causa por el obispo se ha realizado en la capilla dedicada a los Mártires con asistencia y participación de Francisco Campo, notario designado para la primera sesión; Antonio Plaza, vicepostulador; Francisco Cabrero, juez delegado; José Mairal, promotor de justicia y Beatriz Mairal, notaria actuaria que forman la Comisión Delegada. El obispo admitió la lista de personas propuestas para testificar en la Causa de Canonización que se inicia tras recibirse el “Nihil Obstat” -nada impide- aprobación oficial desde el punto de vista moral y doctrinal realizada por un censor de la Iglesia desde la Congregación para las Causas de los Santos, en Roma.

“No he dormido en toda la noche”

Ángeles Santaliestra, portavoz de la familia de dos mártires en la Causa, se ha expresado en términos muy emotivos “no he dormido en toda la noche y desde que se inició el proceso estoy nerviosa porque nuestra madre nos transmitió el legado de tío Pepe -así se llamaba en la familia- con muchos recuerdos y anécdotas. En casa se guarda el rosario que se hizo con los cordones, en la cárcel en Barbastro. Tener un santo en la familia es de grandeza enorme. La historia es conmovedora”.

Marta y Mónica Calavera, familia de dos futuros beatos, “eran naturales de Peñalba y los mataron en dos parroquias diferentes. Hoy es un acontecimiento que esperábamos hace mucho tiempo, en especial mi madre que ya no vive, pero lo deseaba con interés. Estamos todos contentos porque han venido muchos familiares y lo celebraremos también”.

Fernando Torres, alcalde de Barbastro, ha asistido or primera vez a la apertura de la Causa de Canonización, “es un orgullo que la Diócesis sea centro y de la Iglesia española por la beatificación de 252 personas que murieron por sus creencias religiosas. A la condición de Barbastro como referencia de interés turístico se suma este hecho con seis beatificaciones que sitúan a la Diócesis entre las de mayor incidencia”.

Etiquetas