Somontano

obituario

Fallece José Antonio Ferraz, histórico del Folklore barbastrense

La capital del Vero llora la muerte del jotero que deja atrás un rico legado personal

José Antonio Ferraz.
José Antonio Ferraz.
S.E.

El folklore altoaragonés y el barbastrense en particular han perdido a José Antonio Ferraz que se lió con la guitarra en el año 1950 para formar parte de la antigua Rondalla del Centro de Jóvenes de Acción Católica. El “maestro Ferraz” tras un largo matrimonio con la Jota, a la que sido fiel durante su vida -Balbuena, su mujer, aparte- se divorció en 2002 para optar por “una vida tranquila y más familiar”. Este jueves ha llegado la “separación” definitiva y Ferraz deja un rico legado personal durante una trayectoria que comenzó a los 8 años con solfeo y violín.

En el transcurso de su vida dirigió la primera Agrupación que hubo en Barbastro de la que formó parte el Grupo de Baile de la antigua Sección Femenina hasta que se disolvió la Rondalla y se organizó otra nueva con ayuda de la Peña Taurina Barbastrense. Así surgió el Grupo de Jota de Barbastro con numerosas actuaciones en aquella época. Más tarde, Ferraz se involucró en la Peña El Cachirulo, en los años 70, y el paso siguiente fue la formación de la Agrupación Folklórica “Ciudad de Barbastro” a la que perteneció durante la mayor parte de su trayectoria como director de la Rondalla en tareas compartidas con Elita Davias (canto) y Salvador Fierro (baile).

En aquella etapa consiguieron numerosos éxitos en actuaciones por la mayor parte del territorio español y en el sur de Francia, entre ellas con los Coros y Danzas en TVE. Ferraz fue uno de los pioneros de la Escuela Municipal de Música, en Barbastro, profesor, maestro y compositor con numerosas variaciones o entradas de jota y otras obras originales sobre la iglesia de San Francisco, Casa Amparo y monasterio de El Pueyo.

En el año 1990 participó en la grabación de un LP sobre la Jota en Barbastro, promovido por el oscense Rafael Ayerbe con 22 canciones. El amor por la Jota lo vivieron también sus hijas Marité y Merche que formaron un dúo jotero de mucha calidad en aquella época.

En las Fiesta de Barbastro de 2002 fue nombrado “Portalero de Honor” por la Peña El Portal en reconocimiento a su labor “entusiasta., decidida y silenciosa”. Ferraz fue testigo de numerosos acontecimientos locales y en la entrevista publicada por Diario del Alto Aragón (Gente de Aquí, 29 de septiembre de 2002) manifestó por propia experiencia que la jota aragonesa hace llorar a mucha gente”. Hoy se llora la muerte del jotero.

Etiquetas