Somontano

Tercera peor cosecha de oliva desde 2010 en el Somontano

Heladas, temperaturas "disparadas" y falta de lluvia han influido en una campaña que prevé recoger 1,9 millones de kilos

La recogida de oliva se da prácticamente por finalizada.
La recogida de oliva se da prácticamente por finalizada.
Á. H.

La temporada se da casi por finalizada en casi todas las almazaras del Somontano, aunque las dos más importantes tienen previsto terminar a finales de diciembre. Las cifras facilitadas no modificarán mucho las definitivas y, en general, ha sido la tercera peor cosecha desde 2010 para productores, almazareros y agricultores del sector con 1.903.000 kilos, aunque se han aumentado en 548.000 las previsiones iniciales de 1.355.000 kilos.

Respecto a la campaña anterior, que fue la más baja en doce años, el aumento ha sido de 489.000 kilos. Las lluvias en octubre mitigaron un poco los efectos de mala cosecha prevista. Además, salvo las dos grandes almazaras, Aceites Noguero y Cooperativa San Antonio, la campaña se acortó respecto a las anteriores. Las causas de cifras tan bajas son varias y todas climatológicas, heladas en abril, temperaturas “disparadas” en mayo con calor excesivo que siguió en junio, además de la falta de lluvia en el invierno pasado.

La calidad del aceite ha sido extraordinaria pero el precio de consumo ha ido al alza para el denominado “oro líquido” de entre el 30 y 40 % en mercados, ya que el aumento de costes en producción, electricidad y otros factores influye de forma notable, según informaciones facilitadas entre los productores. Los márgenes comerciales son más ajustados.

En el conjunto de España, la producción ha sido de 800.000 toneladas de aceite de oliva, según datos del Ministerio de Agricultura, casi la mitad de la campaña anterior con clara incidencia en los precios. A partir de ahora ya se piensa en la próxima y en que las lluvias garanticen una reserva hídrica importante. Si la tramitación administrativa sigue bien su curso, la campaña próxima podría estar bajo el paraguas de la D.O. Aceite del Somontano, según Carlos Domínguez, presidente de la asociación Oliveras del Pirineo.

En función de las cifras facilitadas esta semana, Cooperativa San Antonio terminará la campaña a finales de diciembre con 700.000 kilos más del doble que la anterior (370.000), según informa el gerente Antonio Campo. Los precios que no se modificaban desde 2015 ya han subido dos veces en menos de 100 días por costes y mercado.

Aceites Noguero finalizará a comienzos de enero de 2023 con 600.000 kilos, más que en la campaña anterior (485.000), insuficiente para las necesidades comerciales de la empresa distribuidora, según el gerente Fernando Noguero, que se verá obligado a comprar aceite “con el perjuicio suficiente” ya que la cosecha ha sido “mala en general, aunque muy buena en calidad”.

Aceites Ferrer, en Bierge, ha terminado la campaña con 380.000 kilos menos que hace un año (400.000) y el aceite está a la venta desde finales de octubre (Maestro de Bierge) pero la buena calidad se paga al alza del 30 % en consonancia con precios altos propios de “un año raro”, según informa Sergio Ferrer, que gestiona la almazara con su hermano Antonio.

En la almazara Ecostean, que gestionan Carlos y Luis Domínguez, la campaña finalizó con 90.000 kilos, más que la anterior (80.000), con aceite de calidad y “rendimiento complicado”. Está a la venta con precios más caros de los habituales, “desbocados, no se había visto nunca” y se incorpora la marca Montolivo que se suma a cerca de 70 referencias propias.

En la almazara municipal de Colungo la principal novedad es la sociedad formada por 11 agricultores de varias localidades que han hecho sus primeras inversiones, según explica el alcalde Fernando Abadías. La producción final será de 60.000 kilos, de los cuales 20.000 son de la sociedad nueva. El precio final será “más alto y la calidad del aceite muy buena”.

En la almazara “La Unión” en Salas Altas finalizaron la campaña con 48.000 kilos y mejores resultados que hace un año (30.000). La mayor parte se distribuirá entre socios y el resto para venta, según informa Cosme Carpi. Por último, en la almazara vecinal de Alquézar la campaña ha sido muy rápida porque se ha cerrado en siete días con producción de 25.000 kilos menos que hace un año (32.000) para distribución entre socios, según informa el alcalde Mariano Altemir.

Etiquetas