Cultura

RUTA

Óscar Sipán: "La sociedad es madura cuando puede hablar de sus asesinados"

El escritor ofrece una ruta por escenarios de crimen en el ciclo Aragón Negro

Óscar Sipán: "La sociedad es madura cuando puede hablar de sus asesinados"
Óscar Sipán: "La sociedad es madura cuando puede hablar de sus asesinados"
R.G.

HUESCA.- El número 10 del Coso Bajo de Huesca fue en 1934 escenario del crimen del doctor Gonzalvo, primera parada este domingo de la ruta por la historia negra de Huescanarrada por el escritor Óscar Sipán, acompañado por la música del violín de Daniela Nikolova. Fue la séptima cita de estas características, en esta ocasión dentro el ciclo Aragón Negro, y de nuevo propuso "una visita guiada a Huesca desde un punto de vista distinto y sin entrar en el morbo", en la que surgen cuestiones sociológicas e interesantes preguntas como: "¿Por qué matamos?, ¿cómo matamos? y ¿a quién matamos?".

Siguió en el lugar donde fue asesinada Marieta Pérez, crimen que da pie a contar la historia de Huesca en los años 80, "un momento que se ha dulcificado, pero en el que en una ciudad de cuarenta mil habitantes había 560 heroinómanos de pico diario". El tercer destino estuvo en la calle Las Huertas, con otro tipo de crímenes tristemente frecuente como el infanticidio, en un caso que dio que hablar en los 60. La última parada de la ruta fue el propio domicilio de Sipán, en la calle Petronila. Investigando descubrió que, en 1912, una vecina encontró la cabeza de un niño ante el que ahora es su portal.

Óscar Sipán considera que "la sociedad es madura cuando puede hablar de sus asesinados y sus asesinos". La iniciativa ha contado con gran acogida y se va a trasladar a veinte localidades. Tras meses buceando en prensa y sentencias, ha hallado hechos curiosos como que "en Huesca se ha matado a seis alcaldes. Hay siete concejales muertos, y también bastantes forestales. La razón principal son las herencias, pero "hay once asesinatos por guiñote, y algunos por julepe". También se ha matado por leña, por un hurón o por lotería. Hechos que hablan de la sociedad de la época, como toparse demasiadas veces con la frase: "mía o de la tumba fría". También anécdotas sorprendentes, como cuando una asistente a las rutas le confesó que había sido novia del asesino.

Etiquetas