Cultura

MITOLOGÍA

Un diccionario reúne el imaginario colectivo del hombre pirenaico

José Miguel Navarro profundiza en los signos, símbolos y personajes míticos

Un diccionario reúne el imaginario colectivo del hombre pirenaico
Un diccionario reúne el imaginario colectivo del hombre pirenaico
P.S.

HUESCA.- José Miguel Navarro, autor de varias publicaciones sobre naturaleza y etnología, presentó este jueves en el Instituto de Estudios Altoaragoneses (IEA) su Diccionario de signos, símbolos y personajes míticos y legendarios del Pirineo aragonés (Editorial Prames), un libro en el que ha recopilado "todo lo que supone el imaginario colectivo del hombre pirenaico".

Así lo manifestó el propio autor durante esta presentación, en la que estuvo acompañado por el antropólogo Ángel Gari y el editor de Prames, Rafael Yuste, quienes también aportaron diversas pinceladas sobre esta obra.

Navarro resaltó que en los muchos años de trabajo que ha invertido para dar forma a este diccionario ha logrado reunir "todo lo que no es tangible: las leyendas, tradiciones y cuentos" en un texto "de iniciación, no para eruditos".

"He recopilado todo aquello que de alguna manera hay que dotarle de significación", añadió Navarro, que citó como ejemplo los símbolos que ha reunido sobre "todo lo que tiene que ver con la protección, la fecundidad, la muerte y la pervivencia del alma en el más allá".

Afirmó que "a todas estas cuestiones el hombre pirenaico le pone cara mediante símbolos" y se refirió asimismo "a las leyendas, cuentos y tradiciones que han llegado hasta nuestros días y que están enclavadas dentro del territorio".

Respecto a las joyas que guardan las páginas de este diccionario destacó que "el mayor tesoro quizá sean las tradiciones, símbolos y mitos que se han mantenido vivos desde la prehistoria".

En esta línea se refirió a "determinadas leyendas y símbolos que arrancan no en el Neolítico sino en el Paleolítico. El que esto se haya mantenido hasta pleno siglo XXI y algunos de estos mitos tengan plena vigencia todavía hoy puede que sea el mayor valor desde un punto de vista antropológico", consideró el autor.

Como ejemplo citó la tradición que hay en determinados pueblos del Pirineo en referencia a lo que se denomina "la fijación del alma".

"Se cree que cuando una persona fallece de forma violenta el alma permanece en el lugar. Entonces, quienes pasan por allí deben dejar algún objeto, una ofrenda para apaciguar a ese espíritu y que no se vaya con ellos", comentó.

También han perdurado en el tiempo, añadió, "símbolos fecundantes, que proceden del Neolítico, de las primeras sociedades agrícolas y ganaderas, que lo que buscaban era perpetuar su especie".

En su Diccionario de signos, símbolos y personajes míticos y legendarios del Pirineo aragonés aseguró que hay mucho material inédito y otro recogido por predecesores como Rafael Andolz, Enrique Satué o Eugenio Monesma. "Lo que pasa es que esta información estaba dispersa y lo que he hecho ha sido homogeneizarla, ponerla en un contexto y darle un sentido", finalizó el autor.

Etiquetas