Cultura

REAL ACADEMIA DE NOBLES Y BELLAS ARTES

El alma del grupo Alto Aragón de Jaca llega a la pintura bajo el prisma de Esperanza Altuzarra

La colección de retratos enriquece la visita al Museo Diocesano de la ciudad jaquesa

El alma del grupo Alto Aragón de Jaca llega a la pintura bajo el prisma de Esperanza Altuzarra
El alma del grupo Alto Aragón de Jaca llega a la pintura bajo el prisma de Esperanza Altuzarra

JACA.- La pintora Esperanza Altuzarra, nacida en Bilbao, ofrece una exposición compuesta por cerca de 30 retratos de miembros del Grupo Folklórico Alto Aragón de Jaca, que se puede ver en los pasillos y la sala capitular del Museo Diocesano de Jaca hasta el día 22 de abril. La muestra está abierta al público de lunes a viernes de 10 a 13:30 y 16 a 19 horas (el sábado hasta las 20 horas).

Se trata de un evento organizado por la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis (Zaragoza), a la que pertenece la pintora. La Diócesis de Jaca, el Museo Diocesano de Jaca y el Ayuntamiento de Jaca ofrecieron su colaboración para hacer posible la exposición, que se inauguró el pasado viernes.

El acto empezó con la intervención de la directora del Museo Diocesano de Jaca, Belén Luque, que ejerce como coordinadora de una exposición que "capta la esencia y el alma del Grupo Folklórico Alto Aragón".

La muestra, según explicó, "nace del deseo (de la artista) de hacer un homenaje a los mayores, antes de que su memoria caiga en el olvido".

Javier Ferrer, académico numerario delegado de Jaca y comisario de la exposición, es también ex componente del grupo folclórico, que "mantiene viva la llama de la pureza del folclore".

Para el periodista jaqués, "su ropero representa las expresiones culturales del Pirineo oscense" y "eso fue lo que enamoró a Esperanza Altuzarra", que presenció una de sus actuaciones en Zaragoza.

Según el alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramón, la exposición de la pintora constituye "una brillante idea que se hace realidad con el gran trabajo de una artista que decide plasmar el alma de las tradiciones". Además, "es el reflejo del trabajo del grupo", al que agradeció su labor de investigación para "recuperar tradiciones que estaban perdidas".

Cerca de 30 componentes del Grupo Folklórico Alto Aragón estuvieron presentes en la apertura de la exposición, cuyo acto previo se celebró en la sala refectorio del museo, que reunió a un centenar de asistentes, entre los que estuvo la plana mayor de la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis.

SÍMBOLO DE LA IDENTIDAD

"La música, el baile, la voz y los trajes constituyen la manifestación más hermosa con la que un pueblo muestra su historia", según el presidente de la academia e hijo adoptivo de Jaca, Domingo Buesa, que agregó que el Grupo Folklórico Alto Aragón ofrece "una lección de cómo la sociedad civil es capaz de recuperar la identidad de los pueblos".

El historiador de Sabiñánigo dijo que Esperanza Altuzarra se propuso que los miembros del grupo folclórico "pasen a la posteridad" a través de dibujos que "plasman lo que son y lo que significan", al tiempo que agradeció que la exposición tenga lugar en "el mejor museo de Europa" en lo relativo a pintura mural románica.

Seguidamente, Esperanza Altuzarra quiso agradecer la acogida recibida en la Catedral, "un espacio simbólico para Aragón, España y Europa", en el marco de "una ciudad mítica en el Camino de Santiago". También, dedicó unas palabras a los miembros del grupo folklórico por prestarse a colaborar como modelos en una exposición por ahora incompleta.

"Llevo aproximadamente la mitad. Me queda mucho trabajo, pero poco a poco lo voy a hacer", dijo la pintora, cuyas futuras obras darán pie a una segunda muestra.

"Cuando vi la actuación del grupo en el Patio de la Infanta, en Zaragoza, se reanimó la emoción que el poema La casa de mi padre de Gabriel Aresti siempre encendió en mí", señaló la pintora, desde la convicción de que "el espíritu debe mantener viva la memoria y aspirar el aliento de quienes nos precedieron antes de que pueda disiparse en el olvido".

Para acabar, José Mari Palacio, presidente del grupo folclórico, dijo que sus integrantes están "abrumados", al recibir un obsequio de la academia por sus 40 años de trabajo en favor del folclore. "Esto es un impulso y nos da energía para seguir, porque aún nos queda mucho trabajo, acudiendo a distintos valles y recuperando su música y sus trajes", concluyó.

Creado en 1975, el Grupo Folklórico Alto Aragón cuenta con unos 75 integrantes. Su indumentaria muestra las vestimentas típicas del campo de Jaca, el valle de Hecho, Ansó y Jasa, así como del valle de Tena y el Sobrarbe en menor medida. Una muestra de los trajes de estas regiones se puede ver en la exposición, en cuya apertura el grupo ofreció tres jotas.

Etiquetas