Cultura

HÁBITOS DE LECTURA

La biblioteca Ramón J. Sender aumenta un 2,5 por ciento los préstamos el año pasado

El centro emitió más del doble de tarjetas culturales, pasando de 146 a 305

La biblioteca Ramón J. Sender aumenta un 2,5 por ciento los préstamos el año pasado
La biblioteca Ramón J. Sender aumenta un 2,5 por ciento los préstamos el año pasado
P.S.

HUESCA.- La biblioteca municipal Ramón J. Sender, ubicada en el Centro Cívico Santiago Escartín Otín, cumple dieciséis años de vida y para celebrarlo, ha organizado a lo largo de esta semana un variado programa de actos, entre los que se han incluido encuentros con escritores, actividades para los más pequeños o una jornada entera - la de este miércoles- dedicada al cómic. Todo ello cuando comienzan su andadura en este 2019 con el buen sabor de boca dejado por el anterior, en el que los préstamos se incrementaron un 2,5 %. Aparte, se expedieron más del doble de tarjetas culturales - a través de las cuales se canalizan los préstamos- que en 2017, pasando de 146 a 305. Algo a lo que ha favorecido, según Leticia Sanagustín, actual responsable de la biblioteca, "el hecho de haber regresado aquí, al Centro Cívico". Este retorno se produjo a mediados de septiembre de 2017, después de las obras de rehabilitación del edificio, que mantuvo a la biblioteca en un local en la calle de Federico Mayo, donde se "mudaron" a finales de julio de 2015.

La biblioteca municipal, informa Sanagustín, registró así en 2018, hasta el 31 de diciembre, un total de 5.049 usuarios, de los cuales, un 71 % fueron adultos, un 26 % niños y niñas y un 3 %, institucionales, en su mayoría, colegios. En dicho periodo se prestaron, por otra parte, un total de 14.689 documentos. "La mayoría fueron libros, 10.454, un 71 % del total. Le siguieron los DVD, 3.045 en total; a continuación, la música, con 620 documentos, aunque se encuentra en descenso. El préstamo de revistas, en cambio, va en ascenso y se prestaron 570", comenta la responsable de la biblioteca. Además, fueron 2.072 los usuarios que solicitaron utilizar el servicio de acceso a internet. "Lo más prestado, añade Sanagustín, fueron las novelas, tanto para lectores adultos como en infantiles, sobre todo "best sellers" y novela comercial".

"Cabe destacar además que han aumentado los préstamos de libros digitales un 53 % y se prestaron 548". En cuanto a las edades de los usuarios, el 56 % han sido adultos y lectores juveniles, el 33 % infantiles y el 11 % institucionales. La demanda ha incluido así títulos que han roto también las listas de ventas, como Patria de Fernando Aramburu, Las hijas del capitán de Fernando Aramburu o Tú no matarás, de Julia Navarro. En cuanto al cine, desde febrero centra la mayor parte de las demandas Campeones, de Javier Fesser, una de las triunfadoras de los últimos premios Goya. La colección completa de la Ramón J. Sender consta así, informa su responsable, de 15.223 documentos, de los cuales un 76 % son libros, un 11 % DVD, un 5 % música y un 1 % CD rom. Cuentan además con uno de los fondos de cómic más importantes de la Comunidad Autónoma, con 1.902 ejemplares.

La biblioteca, por otra parte, señala Sanagustín, desarrolla tres líneas de trabajo. La primera es educativa y está basada en las visitas divulgativas que realizan los centros escolares. El programa de fomento de la lectura incluye además, añade la responsable de la biblioteca, los clubes de lectura, junto al programa de actividades abierto a la sociedad, como el de los actos por el 16 aniversario que se desarrolla ahora. Lo próximo, ya en preparación, comenta Sanagustín, será la celebración de la Primavera Poética. En 2018, señala Sanagustín, se realizaron 76 actividades infantiles que contaron con 1.567 usuarios, 75 actividades para adultos, con 1.420 participantes y dos específicamente juveniles, con 855 asistentes.

A pesar de no encontrarse en el centro, la biblioteca recibe, afirma Sanagustín, "a usuarios de toda la ciudad". "Le da vida al barrio y es muy cómoda para los que vienen en coche, que lo tienen muy fácil. El hecho de encontrarse en el Centro Cívico facilita además el trasiego de público. Sin embargo, todavía hay gente del Perpetuo Socorro que les conoce, por eso su responsable les anima a que acudan a recorrer las instalaciones.

El espacio, comenta Sanagustín, se divide, por otra parte en dos salas. "A la infantil van los niños a hacer deberes y aprovechan para llevarse libros a casa y también vienen familias con niños pequeños. Y en la parte de adultos, viene sobre todo gente a estudiar y a usar los ordenadores", afirma la responsable de la biblioteca. Las gradas construidas durante la reforma cuentan también con una gran aceptación entre los visitantes.

Etiquetas