Cultura

CITA CON LA HISTORIA

Este lunes se proyecta en Huesca "Rojo amanecer" para rememorar la importancia del 68

El doctor Gonzalo Wilhelmi impartirá este martes una charla sobre este mismo asunto

Este lunes se proyecta en Huesca "Rojo amanecer" para rememorar la importancia del 68
Este lunes se proyecta en Huesca "Rojo amanecer" para rememorar la importancia del 68
S.E.

HUESCA.- Una exposición, cine y una conferencia recordarán esta última semana de febrero en Huesca la importancia del año 1968 en España y el mundo. "El 68 en perspectiva" es el título de esta cita que organiza el grupo "Historia Huesca" que congrega a una serie de personas apasionadas por el estudio de la Historia reciente, en colaboración con tres institutos de la ciudad (Sierra de Guara, Lucas Mallada y Pirámide), el Centro de Estudios Locales de Andorra (Teruel) y el Instituto de Estudios Altoaragoneses.

El programa se divide en tres actividades. Una exposición gráfica, "Los carteles del 68 francés", que puede visitarse en el IES Lucas Mallada, del 11 de febrero al 1 de marzo, y en el IES Pirámide, del 4 al 22 de marzo.

Una proyección cinematográfica, la película "Rojo amanecer", del director mejicano Jorge Fons, 1989, que tendrá lugar en el salón de actos del IEA este lunes 25 de febrero a las siete de la tarde. Y una conferencia a cargo del doctor en Historia Contemporánea, Gonzalo Wilhelmi, que bajo el título "Cuando todo parecía posible. La izquierda radical en España, de mayo del 68 a la Transición" explicará la herencia del 68. La ponencia será en el Instituto de Estudios Altoaragoneses (IEA) el martes 26 de febrero a las 19 horas.

Los organizadores aseveran que, citando al historiador Enzo Traverso, "reconocer y recuperar el hilo de continuidad que existe entre la victoria de los aliados en 1945, la resistencia contra los fascismos y los jóvenes rebeldes de los años 60 constituye un acto de justicia y un imperativo ético y político inapelables". Por lo que consideran importante recordar que la herencia del 68 "cobra relevancia y sentido para nuestras preocupaciones actuales: ayer como hoy, la expansión de organizaciones y experiencias libres e igualitarias capaces de imaginarse alternativas al caos del totalcapitalismo en que vivimos, sigue siendo el mejor antídoto, el más poderoso freno de emergencia, contra los desmanes del "progreso"".

Consideran además que "los actores del 68 se presentaron como principales impugnadores tanto del Estado capitalista y de sus instituciones tradicionales, familia, iglesias, escuela, academia, partidos políticos, sindicatos..., como del imperialismo yanky en los países del llamado Tercer Mundo o del partido único, en los regímenes del Este de Europa".

Etiquetas