Cultura

EXPOSICIÓN

Lorena Domingo, entre la figuración y la abstracción

La artista aragonesa muestra su nuevo proyecto en el IAACC Pablo Serrano hasta el 8 de septiembre

Lorena Domingo, entre la figuración y la abstracción
Lorena Domingo, entre la figuración y la abstracción
DGA

HUESCA.- Hasta el 8 de septiembre, el IAACC Pablo Serrano acoge la exposición Las raíces del vuelo, de Lorena Domingo.

La muestra es el resultado de una conversación dentro de la pintura contemporánea, un diálogo referencial mantenido con alguno de sus lenguajes y autores, en el que intenta dar respuesta a las preguntas que plantea esta práctica artística, profundizando en las relaciones formales y físicas que vinculan la historia de la pintura y nuestra manera de entenderla. Este proyecto pictórico, comisariado por David Barro, está compuesto por 37 obras de la artista realizadas en 2018 y 2019, formando series en distintos formatos sobre lienzo, cerámica y metacrilato.

Esta muestra es un ejemplo más de la apuesta del IAACC Pablo Serrano por los creadores aragoneses con proyección destacada en el panorama artístico actual, poniendo a su disposición las salas de exposiciones del museo para mostrar sus más recientes creaciones.

Es en esta ocasión Lorena Domingo es la artista que recorre este camino en el IAACC Pablo Serrano, camino por el que han transitado recientemente artistas como Paco Algaba, Javier Joven, Sergio Muro, Natalio Bayo, Cristina Huarte o Yann Leto.

El director general de Cultura y Patrimonio, Nacho Escuín, estuvo presente en la inauguración acompañando a Lorena Domingo y al comisario David Barro, y aseguró que es "una muestra especial porque está en la línea del apoyo del IAACC Pablo Serrano a la cultura joven y aragonesa". La artista explicó que en la exposición "la temática deja de tener simbología abstracta para centrarse en los problemas pictóricos", mientras que el comisario, David Barro, describió la muestra como "pintar la pintura".

La exposición se inicia con el lienzo Las raíces del vuelo, que da título a la exposición, recorriendo a continuación series como Paisaje, En busca de un encuentro, Sucedió lentamente, Encuentros, Actos o Presencias, donde hay acrílicos y técnicas mixtas aplicadas sobre lienzo y sobre metacrilato, combinando la abstracción y la figuración. Cuatro grandes jarrones cerámicos, en los que Lorena Domingo plasma su técnica e iconografía pictórica, completan la exposición.

El argumento pictórico para crear estos imaginarios contemporáneos y propios narrados desde lo visual, se centra en las relaciones contingentes y cambiantes, combinando la artista "diferentes elementos en una sola historia donde se cruzan los caminos, como espectador y como artista". Como afirma Lorena Domingo, "pinto aquello que he visto como espectadora y lo sitúo en relación con lo vivido como persona, y viceversa".

La pintura que muestra circula entre la figuración y la abstracción, en un perpetuo juego de líneas y planos que remite a lo más esencial del arte, reducido a sus aspectos cromáticos, formales y estructurales. El resultado de este trabajo es la creación de obras analíticas que tratan de reducir el concepto de la pintura casi al esquema, a lo mínimo, a la esencia.

"Construyo la imagen a través de la pincelada donde la impronta gráfica, el tipo de pintura y sus variaciones en la factura, sus diferentes matices y sus grados distintos de pastosidad, son las variables cruciales del proceso donde intento prescindir de tapar o borrar los pasos previos o tanteos", aseguró.

Etiquetas