Cultura

EXPOSICIONES

El oscense Antonio Santos resume 15 años de ilustraciones en una muestra en Zaragoza

El artista abre una exposición que podrá verse hasta el 31 de agosto en el Paraninfo

El oscense Antonio Santos resume 15 años de ilustraciones en una muestra en Zaragoza
El oscense Antonio Santos resume 15 años de ilustraciones en una muestra en Zaragoza
U.Z.

HUESCA.- Para ilustrar un libro, los artistas deben tratar de "supeditarse al texto" que van a convertir en imágenes, contar lo que este narra y mostrar los aspectos "que no están en las palabras".

Así define Antonio Santos (Lupiñén, 1955) la labor de los ilustradores, que realizan una función que el creador ha desarrollado intensamente durante los últimos catorce años de su trayectoria, tres lustros que han quedado reflejados en una nueva exposición del Paraninfo (Zaragoza).

El oficio de ilustrar es el título de la muestra, que fue inaugurada este jueves con presencia de la vicerrectora de Cultura y Proyección Social de la Universidad de Zaragoza, Yolanda Polo, que acompañó al autor en este día tan especial.

La exposición está compuesta por una treintena de obras en total, entre ellas el cuento inédito Tribulaciones de un pequeño oso hormiguero y una serie de esculturas.

Todas estas piezas están acompañadas por 50 títulos publicados en los últimos diez años, en los que aparecen trabajos de Antonio Santos.

"La mayoría de ellos han sido editados, pero luego hay otros que, o no he movido o han sido rechazados, pero que también se pueden ver", comenta el altoaragonés.

Entre sus obras destacan aquellas dedicadas a la ilustración de cuentos infantiles, en los que las imágenes sustituyen a las palabras en la tarea de narrar.

Como podrá comprobar el público que acuda a ver la exposición a la capital aragonesa, su preferencia por este formato revela el espíritu del artista, que suele inclinarse hacia la sencillez de las formas y el mensaje directo.

El resto de las obras de la muestra, que son a color y en blanco y negro, exhiben su acervo plástico, que se ha ido construyendo a través de múltiples referencias.

Según explica el propio Antonio Santos, el arte de ilustrar "es un aspecto muy importante" de su trabajo. "Además de porque me gusta mucho, comencé a dedicarme a esta labor porque me apetecía darme a conocer en un medio en el que era desconocido", cuenta.

En esta línea, asegura que "hay que tener en cuenta que cada vez que se edita un libro de estas características suelen salir a la venta 2.000 ejemplares", por lo que suele llegar a mucha gente.

"Es más probable que el público pueda conocer tu obra por un libro que por una exposición", añade.

Por otro lado, a la exposición de Paraninfo le acompaña un libro-catálogo en el que el artista desglosa su experiencia y opinión sobre el oficio de ilustrar, además de presentar las imágenes de algunas de sus obras.

"Creo que el resultado es precioso y que mi trabajo ha quedado bien definido, bien presentado y puesto en valor. Además, gracias a esta obra me han brindado la posibilidad de editar un cuentito que no había entrado en ninguna editorial", agradece el artista altoaragonés a la Universidad de Zaragoza.

Sobre la gran oportunidad de exponer en el Paraninfo, Santos confirma que "es una satisfacción, un placer, un lujo y, sobre todo, un honor" para él.

El oficio de ilustrar podrá visitarse hasta el próximo día 31 de agosto. El horario para verla es, de 11 a 14 horas por la mañana, y de 17 a 21 horas por la tarde.

EL PROCESO DE TRABAJO

Para Antonio Santos, ilustrar es una labor "esencialmente narrativa", algo de lo que se ha ocupado el arte "a lo largo de la historia", puesto que siempre "ha transmitido relatos o ideas de manera gráfica".

"Pero cuando la ilustración, como ocurre casi siempre, está relacionada con un texto, el oficio del ilustrador debe supeditarse a él", explica el lupiñenense.

Para alcanzar los objetivos marcados, el autor suele seguir un proceso que arranca cuando él mismo crea el texto o lo recibe. "En ese momento, hay que hacer una lectura placentera y después, una más activa para saber cómo contar la historia a través de imágenes", especifica.

Poco a poco, Antonio Santos se percata de "cuántas ilustraciones son necesarias" para completar las palabras y "cuál debe ser el formato o la técnica".

"Una vez que has tomado estas decisiones hay que trabajar duro y resolver la narración gráfica del texto hasta completarla", añade.

BIOGRAFÍA DEL AUTOR

Antonio Santos es licenciado en Bellas Artes y lleva exponiendo de forma individual y colectiva desde 1976.

Ganador de importantes reconocimientos, como el Premio 2018 al mejor libro editado del Ministerio de Cultura de España por Cuentos de la Selva, o el premio Daniel Gil al mejor libro infantil por Y con la cebra que pasó, es colaborador en el suplemento Blanco y Negro del periódico ABC y docente en numerosos puntos de la geografía nacional e internacional. Además, en 2013 puso en marcha un espectáculo Monsieur Antoine, el domador de pulgas, con gran éxito en España y México.

Etiquetas