Cultura

47 FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE HUESCA

El amor en una secta y el acompañamiento a la muerte, en dos films

Carlos Val y Pedro Rebollo presentaron "Planeta 5.000" y Jo Sol habló de "Armugán"

El amor en una secta y el acompañamiento a la muerte, en dos films
El amor en una secta y el acompañamiento a la muerte, en dos films
R.G.

HUESCA.- Una historia de amor en una secta y el relato de un hombre que ayuda a morir a los demás protagonizaron ayer la presentación de proyectos aragoneses del Festival Internacional de Cine de Huesca.

El primero de estos largometrajes se llama Planeta 5.000 y cuenta la historia de dos jóvenes que se enamoran en torno a una organización peligrosa que extiende la palabra de Dios.

"Está basada en una historia real que sucedió en Zaragoza y es una reflexión sobre la juventud y la libertad", explicó el director del filme, el aragonés Carlos Val.

Para escribir el argumento, el cineasta y Alexis Barroso investigaron varias sectas españolas de los años 80 y 90, centrándose en gran parte en Los Niños de Dios.

El título y el filme se inspiran en la canción de los 80 Planeta 5.000, cuyo estribillo dice: "Los que entran se quieren salir, y, los que nunca han venido, no sueñan más que con venir".

En el papel de la joven que intenta escapar de la secta está Kimberley Tell y en el del chico que desea unirse Itzan Escamilla, dos actores que están de moda por las ficciones televisivas Hierro y Élite, respectivamente.

"Durante el rodaje de nuestra película, él recibió una llamada de Netflix para participar en la serie y lo mismo ocurrió con ella. Dimos con ellos a través de un cásting y el hecho de que ahora sean más conocidos ha sido toda una sorpresa", valoró.

Rodada en las provincias de Zaragoza y Huesca, así como en el sur de Francia, Planeta 5.000 llegará a los cines en noviembre con unas expectativas claras: "Llegar a los corazones de los espectadores, que se estrene en el máximo número de salas y que su recorrido sea lo más largo posible".

Durante la presentación, el director estuvo acompañado por el actor Pedro Rebollo, que se mete en la piel del líder de la secta en esta película.

"Aunque no es agradable, es un papel jugoso. Todas las psicologías monstruosas son fascinantes de interpretar", dijo el zaragozano.

Rebollo, que admitió que "nunca había encarnado a un personaje tan complicado" como este, celebró que se trata de su primer rol de peso en la gran pantalla.

"Ha sido una experiencia maravillosa en la que he estado rodeado de amigos", dijo en referencia al equipo de Planeta 5.000.

Más acostumbrado al teatro, Rebollo admitió que, en el fondo, aparecer en una película y subirse a las tablas "es más o menos lo mismo".

"Tienes que convertirte en otra persona igualmente, pero es verdad que es distinto tenerlo que hacer en pequeños trocitos o durante dos horas. Cada medio tiene sus dificultades técnicas", agregó.

ARMUGÁN

Ultramarinos La Confianza, donde se desarrolló la cita, también acogió la presentación del "teaser" de la película Armugán, que se rodará en otoño en el Pirineo oscense y estará protagonizada por Gonzalo Cunill e Íñigo Martínez.

El largometraje acercará la historia "del último acabador" de la zona, "que acompaña hasta la muerte a personas enfermas", explicó el director Jo Sol, que estuvo acompañado por los productores Daniel Vergara y Leo Dolgan.

"La película abre un debate bioético actual y controvertido acerca de la muerte digna y la vida digna", comentó el cineasta.

Como se podrá ver en el cine, el acabador acompañará a las personas enfermas "con paciencia, amor y empatía", haciendo también un alegato a la ecología, puesto que fomenta "el respeto hacia todo lo que está vivo".

Aunque Armugán es un personaje de ficción, a lo largo de la historia "ha habido muchas personas como él", señaló el cineasta. "De hecho, conocí a alguien que realizaba esta labor y que se enfrentaba a este debate. Esa persona murió y siempre me quedó su lección de que la muerte no es trágica, sino que forma parte del ciclo. De eso va la película", sentenció.

Etiquetas