Cultura

RECONOCIMIENTO

"Buñuel en el laberinto de las tortugas", premiada

La película de Salvador Simó, recompensada en el Festival de Cine Animado de Annecy, entre los más importantes del sector en el mundo

'Buñuel en el laberinto de las tortugas', preseleccionada para representar a España en los Óscar
'Buñuel en el laberinto de las tortugas', preseleccionada para representar a España en los Óscar
S.E.

PARÍS/HUESCA.- La película española de animación Buñuel en el laberinto de las tortugas, de Salvador Simó, ha sido recompensada con la mención de Jurado en el Festival de Cine Animado de Annecy, uno de los más importantes del sector en el mundo.

Basada en la novela gráfica homónima de Fermín Solís, este largometraje, que evoca el rodaje del documental Las Hurdes (1933) por el director aragonés, prosigue así su exitosa carrera, tras haber conseguido también este año los premios al mejor director y mejor productor en el foro Cartoon Movie, también celebrado en Francia.

Annecy, una localidad en los Alpes franceses muy cercana a Suiza, otorgó su principal reconocimiento, el premio Cristal, al filme J"ai perdu mon corps, del francés Jérémy Clapin, que también obtuvo el galardón del público.

Esta película ya fue reconocida como el mejor filme en la Semana de la Crítica del último Festival de Cannes.

En la categoría de cortometrajes, la portuguesa Regina Pessoa se alzó con el premio del Jurado con su obra Tio Tomás: A contabilidade dos dias.

UNA HISTORIA REAL

Buñuel en el laberinto de las tortugas fue estrenado en el Teatro Olimpia de Huesca el martes 30 de abril pasado. La Asociación Oscacine, con la colaboración de la Fundación Ramón y Katia Acín, quiso recordar así, un año más, a su fundador José María Escriche en el undécimo aniversario de su óbito. Un año antes, en el recuerdo que se le hizo, ya se habían presentado en el salón de la Diputación de Huesca unas imágenes de este proyecto.

La obra se basa en una historia real que narra cómo a Buñuel se le cierran las puertas tras el estreno de La edad de oro, su ópera prima. Sin embargo, un buen amigo, el oscense Ramón Acín, compró un billete de lotería con la loca promesa de que, si le tocaba, pagaría el documental, algo que finalmente sucedió.

Etiquetas