Cultura

MUESTRA DE TEATRO DE HUESCA

La Ventana Teatro reflexiona desde el humor sobre lo cruel de la guerra

El grupo dirigido por Misael Hernández debuta este domingo en el Centro Manuel Benito

La Ventana Teatro reflexiona desde el humor sobre lo cruel de la guerra
La Ventana Teatro reflexiona desde el humor sobre lo cruel de la guerra
L.V.T.

HUESCA.- Con experiencia en teatro como actividad extra escolar en el colegio, donde han presentado en estos últimos años pequeñas obras, el grupo de adolescentes que conforman La Ventana Teatro han dado un paso más en esta afición "tanto en cualidad como en calidad", comenta su director, Misael Hernández, y eso se refleja en el montaje con el que este sábado, a las 20:30 horas, se presentan en la 28º Muestra de Teatro y Danza de Huesca, donde estrenan en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner, su particular, disparatada, sutil, ingenua pero crítica versión de El señor de las guerras, de José González Torices.

Pese a llevar algunos años jugando con temáticas infantiles, los miembros de La Ventana Teatro han dado un salto "y han asumido otra responsabilidad" con Pues una guerra es... Una guerra!, "una obra que dura más de una hora", y eso implica "trabajar más las escenas, los personajes, los movimientos y la puesta en escena", indica Misael Hernández, convirtiéndose en un reto "tanto para ellos como para mí, porque son chavales que vienen del teatro pero es la primera vez que se juntan como grupo en los talleres de jóvenes y adultos".

Han trabajado la expresión corporal, la memorización, la voz, la confianza y la ilusión, "y lo han hecho con otro compromiso y con otra seriedad", y llevando a su terreno la obra de González Torices, "de la que nos gustaba la temática".

"La guerra, desgraciada y penosamente, sigue existiendo, y lo que hacemos es mostrar nuestro mensaje en contra de los conflictos bélicos, pero con un poco de gracia en los personajes", explica el director.

El señor de las guerras es una obra infantil en clave de humor sobre la convivencia humana. En la versión original todo ocurre en una plaza de toros a donde llegan unos titiriteros a contar una historia sobre el conflicto entre dos ciudades, y en la de La Ventana Teatro, "como el teatro es una ventana al mundo donde se miran y cuestionan las cosas, sugerimos y cuestionamos de una manera divertida cosas de la guerra, y jugamos con elementos del teatro dentro del teatro", apunta Misael Hernández, que avanza que son "dos pueblos amigos y hermanos, a los que espera un río, y con uno de ellos que quiere ser más rico y poderoso y quedarse con todo", una historia aderezada con las transiciones que permite el teatro "y contado no desde la violencia, la crueldad o lo agresivo, sino con ingenuidad y otro color, pero manteniendo el mismo mensaje y buscando que cale en el público". La moraleja: En la guerra nadie gana, todo el mundo pierde.

Etiquetas