Cultura

TRADICIONES

San Juan de Plan exhibe su rica cultura chistabina

Más de cuatrocientas personas contemplaron los trajes tradicionales del valle en una animada celebración

San Juan de Plan exhibe su rica cultura chistabina
San Juan de Plan exhibe su rica cultura chistabina

HUESCA.- San Juan de Plan celebró este sábado el Día de la Cultura Chistabina con gran ambiente, animación musical y el protagonismo de los trajes tradicionales del valle, que se exhibieron ante la atenta mirada de más de cuatrocientas personas.

La jornada comenzó poco después de las once de la mañana en la plaza de la localidad, donde se reunieron los vecinos de San Juan de Plan que iban ataviados con la indumentaria tradicional, el chipón (en el caso de las mujeres) y el calzón (en el de los hombres). También se vistieron vecinos de otros pueblos que rescataron de sus armarios los viejos trajes para lucirlos en esta ocasión especial.

Todos juntos desfilaron hasta el Regancho, la zona deportiva del pueblo, donde aguardaba una muestra de artesanos locales y las filaderas de la Bal de Chistau. Enseguida comenzó el acto central, con las actuaciones del Corro d"es Bailes y Es Borches de la Bal, que amenizaron la mañana junto al Palotiau de Boltaña, invitado especial de esta XXXIII edición.

El de este sábado fue "un día para mostrar la cultura chistabina, para poner en valor nuestra lengua, nuestra música y nuestra historia", comentó el recién estrenado alcalde de San Juan de Plan, Roberto Serrano, quien vivió la celebración con la misma intensidad y entrega que en años anteriores.

El momento más emotivo de la jornada llegó tras las actuaciones musicales, con la entrega del título "Académico de honor" a las personas fundadoras del Corro d"es Bailes, una distinción que otorgó al grupo la Academia de las Artes del Folclore y la Jota de Aragón el pasado 28 de enero, y que ayer se revivió porque la gran nevada que cayó ese día impidió a muchos asistentes acudir al evento este invierno, relató Serrano.

Tras el merecido homenaje llegó otro de los actos más esperados de la cita, con permiso de los bailes, la exhibición del vestuario tradicional. Tras el amplio muestrario, que abarcó indumentaria de verano, invierno e incluso bautizo, se celebró una comida popular con más de 250 comensales y cuya sobremesa estuvo amenizada por Mosicos dél País. Después, con un poco de retraso sobre el programa previsto, tuvo lugar el taller de metalurgia prehistórica con el grupo De la Piedra al Metal.

Tras la cena la música tomó el relevo a los actos más tradicionales. Así, con el concierto del cuarteto De la Jota al Jazz y la sesión de discomóvil Platinum se dio por finalizada la XXXIII edición del Día de la Cultura Chistabina.

Etiquetas