Cultura

FESTIVAL INTERNACIONAL DE LAS CULTURAS

Kusturica ofrece su único concierto del verano en España en Pirineos Sur

El serbio y la No Smoking Orchestra llenan la noche de este jueves de música balcánica

Kusturica ofrece su único concierto del verano en España en Pirineos Sur
Kusturica ofrece su único concierto del verano en España en Pirineos Sur
P.A.

HUESCA.- Es un valor seguro que nunca defrauda con sus enérgicas y trepidantes actuaciones de música balcánica. Emir Kusturica & The No Smoking Orchestra regresan hoy a Pirineos Sur (a las 23 horas en el Anfiteatro de Lanuza) después de siete años, para ofrecer el único concierto que van a dar en España este verano.

La banda del famoso director de cine serbio publicó el año pasado su último álbum, Corps diplomatique, y vendrá al festival de los Pirineos por tercera vez para presentarlo. Su nuevo disco se inspira en las raíces más profundas de la tradición balcánica, pero está más abierto que nunca a los estilos musicales de todo el mundo.

"Unza Unza" es como han bautizado a su música y es una mezcla de ritmos country, marchas turcas, trompetas gitanas, clásicos italianos, sonidos de América del Sur, bucles de tecno-pop, musette, Balkan con bases de punk, Kolo y tradición gitana. Resumiendo: un cóctel infalible para crear una fiesta al más puro estilo balcánico.

Y eso es lo que montarán Emir Kusturica & The No Smoking Orchestra en el Anfiteatro de Lanuza con toda la banda a pleno rendimiento (voz, guitarras, acordeón, bajo, violín, tuba, tambores, percusión, saxofón, trompeta, teclados) capitaneada por Emir Kusturica.

El repertorio del músico y su banda no solo contendrá temas de Corps Diplomatique, también sonarán las bandas sonoras de las películas del serbio: Gato negro, gato blanco, La vida es un milagro, Onthemilkyroad o Les temps de gitans.

MOONLIGHT BENJAMIN

Antes, a las 21 horas, el escenario de los Mercados del Mundo acogerá a Moonlight Benjamin, una de las mejores bandas latinoamericanas, palabra de crítica especializada. Una de esas joyas que no sabe de prejuicios y que abraza la mezcla con explosiva voluntad.

La banda franco-haitiana hará sonar Siltane su último trabajo en el escenario de los Mercados del Mundo. En él se fusionan el vudú caribeño, el blues y el rock estadounidense de los 70, más enfocado esta vez a la música electrónica. La voz enérgica y rebelde de Moonilight choca con la tensión de las guitarras ofreciendo un resultado que a muchos les recordará el blus desértico de Tinariwen que sonó en ese mismo escenario.

Además, a las 11 horas, se proyectará el documental Lucha de gigantes de Hernán Zin en colaboración con Acción contra el Hambre. Una producción que pretende poner voz y rostro a los gigantes que en todos lo lugares del mundo luchan contra el hambre y sus consecuencias. ¿Cómo? a través de sus propios teléfonos móviles, sin filtros ni intermediarios pero con la participación de a reconocida periodista Angels Barceló, el escritor y periodista Martín Caparrós y el catedrático José Esquinas.

La Barraca ofrecerá este jueves dos sesiones con la música como protagonista: una sesión de DJ para amenizar el vermú a las 13 horas y la actuación de Wazangu a las 18:30 horas.

Se trata de una propuesta influenciada por diversos estilos musicales que defiende y reivindica la unión de diferentes culturas y un disfrute alternativo a través de composiciones propias y arreglos originales.

Además, el circo volverá al patio de las escuelas de Sallent de Gállego con el espectáculo Aware de la compañía aragonesa Alodeya.

La sinergia entre la música, la poesía, la danza y el circo protagonizan esta propuesta que le valió a la compañía una beca de investigación del proyecto transfronterizo De Mar a Mar.

ÁFRICA

África es probablemente el continente que Pirineos Sur más ha ayudado a descubrir. Con su inmensa diversidad, su inabarcable catálogo de lenguas, sus raíces y también su vibrante modernidad. Y un poco de todo eso se vio este miércoles en Sallent de Gállego, con una programación dedicada en exclusiva a propuestas llegadas desde el continente vecino.

Sebastián Ruiz-Cabrera, de la Asociación Wiriko, abrió la programación matinal con la proyección de un documental del Colectivo Cruda Volta que trata de explorar precisamente esa mezcla de modernidad y tradición a través de la música electrónica. "Yenkyi Taxi tiene la habilidad de sorprendernos, ya que este género musical no se relaciona habitualmente con ningún lugar de África", explicó Ruiz-Cabrera; mucho menos con una aldea rural en Ghana, que es donde se desarrolla el documental. "La globalización tiene alguna cosa buena: en cualquier rincón del mundo se puede bailar lo mismo que una discoteca de Londres", bromeó.

A continuación, Fanfare Olaïtan propuso un viaje al corazón de África, con un pasacalles plagado de magnetismo que obliga a bailar y cantar. Estos seis músicos provenientes de Benín (África occidental) promueven la tradición musical del vudú combinando el viento y la percusión y las músicas caribeñas con las africanas. Y a la vista del ritmo al que se movía este miércoles Sallent de Gállego, se trata de una combinación contagiosa.

Etiquetas