Cultura

VINO SOMONTANO

Barbastro brinda por las dos décadas de su festival

Largas colas para asistir a la primera cita gastronómica en el Recinto Ferial tras el de Lorenzo Millán

Barbastro brinda por las dos décadas de su festival
Barbastro brinda por las dos décadas de su festival
Á.H.

BARBASTRO.- El chupinazo puntual de Lorenzo Millán anunció el comienzo del Festival Vino Somontano y la apertura de puertas del Recinto Ferial de Barbastro para que entrara la primera "riada" de público con avidez de mesas para degustar el centenar de tapas elaboradas y maridarlas con vinos de la comarca. En la primera noche asistieron al evento Miguel Gracia, presidente de la DPH, Fernando Torres, alcalde de Barbastro, y el senador socialista Antonio Cosculluela, entre otros. El obispo Ángel Pérez tenía previsto llegar anoche desde Bruis para "compartir el ambiente".

"Los veinte años cumplidos del Festival Vino Somontano son referencia del acierto de una propuesta inicial que ha salido adelante con mucho trabajo y esfuerzo y con la satisfacción de llegar hasta aquí", señaló Raquel Latre, presidenta del Consejo Regulador de la D.O. Somontano, antes de que se abrieran las puertas para el público, impaciente por disfrutar en la primera de cuatro noches seguidas de Muestra Gastronómica en el Recinto Ferial de Barbastro. Latre considera el festival como "un referente a nivel nacional en eventos de estas características. Uno de los proveedores habituales nos dijo que es donde más botellas se reciclan". Además, "la consolidación a nivel local se hace extensiva a quienes nos visitan desde el exterior, periodistas especializados y muchas personas interesadas en conocer vino y gastronomía en un maridaje perfecto".

Además, "sorprenden la organización, el trato exquisito que damos al vino, la calidad de la gastronomía y, sobre todo, el ambiente que se genera en torno al festival y la muestra". En cuanto a las novedades de este año, "la principal está en la copa, porque tenemos los vinos de la añada 2018 y las nuevas de crianza de este año. En cuanto a la gastronomía, cada restaurante apuesta por tapas típicas y también novedades".

Raquel Latre avanzó que "se beberán bastantes vinos nuevos y algunas referencias que otros años no estaban". En definitiva, "cuatro noches para disfrutar, junto con el programa diurno CatanDO entre copas, dentro de la propuesta de actividades originales vinculadas al vino que se desarrollan en el Espacio del Vino de la D.O. Somontano por iniciativa de las bodegas. Al final, son cuatro días para invitar a los amigos para conocer el festival".

La cita también es un reto para las propias bodegas. "Son cifras importantes porque este evento sale también de las aportaciones que realizan al presupuesto del Consejo Regulador. A nivel de organización, los números de facturación son importantes para que el festival sea sostenible. De entrada, sobran motivos para que vengan más de 10.000 personas diarias para vivir estos momentos y además, contarlos". A todos estos comensales les atenderán más de cien personas, que se distribuirán en 500 mesas de 2 x 1 con 8 sillas cada una, en total, 4000 sillas.

La celebración del Festival coincide con la presentación del primer vino sin sulfitos elaborado por Bodegas Alodia, en Adahuesca, a partir de una técnica vanguardista llamada "bioprotección activa" puesta en marcha en Francia hace menos de cinco años. "Es una técnica costosa y complicada pero creemos que es el futuro y la D.O. Somontano no se puede crear atrás", explicó Beatriz Martínez. Además de este vino, la otra novedad ha sido el Alodia Maceración Carbónica.

Etiquetas