Cultura

LITERATURA

Manuel Vilas, finalista del Premio Dulce Chacón por "Ordesa"

Al galardón de narrativa, dotado con 9.000 euros, optan cuatro novelas

Manuel Vilas, finalista del Premio Dulce Chacón por "Ordesa"
Manuel Vilas, finalista del Premio Dulce Chacón por "Ordesa"
D.A.

ZAFRA/HUESCA.-Manuel Vilas con Ordesa, es uno de los finalistas del XIV Premio de Narrativa Dulce Chacón, de la localidad pacense de Zafra. Al galardón optan también Cara de pan, de Sara Mesa; Sur, de Antonio Soler, y Feliz final, de Isaac Rosa.

El certamen, que está dotado con 9.000 euros y la escultura El Abrazo, de Iñaki Martínez, emitirá su fallo del ganador el 23 de noviembre.

La decisión del jurado la dio a conocer el pasado lunes por la concejala de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Zafra, Rosa Monreal y los secretarios del premio, Inmaculada Palacios y Juan Carlos Martínez.

En su intervención, Rosa Monreal destacó la "calidad literaria" de las diferentes obras, que han sido elegidas dentro de una lista de 25 aspirantes, que van a tener una "enorme trascendencia", ya que es un premio reconocido a nivel nacional.

Por su parte, la secretaria del premio, Inmaculada Palacios, explicó que el fallo del jurado se realizará el sábado 23 de noviembre, y ha resaltado que en un primer momento fueron cinco las obras elegidas, por empate, aunque después tras un segundo debate, se redujeron a cuatro, informa el Ayuntamiento de Zafra en nota de prensa.

El jurado de esta edición del premio está presidido por Juan Ángel Juristo, crítico de ABC Cultural, y formado por el doctor de la Universidad de Salamanca y escritor, Luis García Jambrina; el periodista y escritor Víctor Charneco; el profesor de la UEx, Manuel Pecellín; el representante de la Editora Regional, Francisco Javier Amaya; el presidente de la Asociación de Escritores Extremeños, Juan Ramón Santos, y Ángel Martínez Mulero como representante del voto popular.

En Ordesa, el autor barbastrense Manuel Vilas mezcla realidad y ficción, cuyo resultado es una obra escrita con una voz valiente y transgresora que cuenta una historia verídica, difícil, en la que el lector se puede reconocer.

Desde el desgarro a veces, y siempre desde la emoción, Manuel Vilas habla de todo aquello que nos hace seres vulnerables, de la necesidad de levantarnos y seguir adelante cuando no parece posible, cuando casi todo lo que nos unía a los demás ha desaparecido o lo hemos roto. Es entonces cuando el amor y cierto distanciamiento -también el que nos permite la ironía- puede salvarnos.

Etiquetas