Cultura

MÚSICA

Lirismo francés en el Ciclo de Órgano de Torreciudad

Bernadette Dufourcet y Naji Hakim actuaron el viernes en la Ribagorza

Lirismo francés en el Ciclo de Órgano de Torreciudad
Lirismo francés en el Ciclo de Órgano de Torreciudad
S.E.

HUESCA.- El viernes tuvo lugar el segundo concierto del Ciclo de Órgano de Torreciudad a cargo de los organistas Bernadette Dufourcet (Francia) y Naji Hakim (Líbano), unido al festival Clásicos en la Frontera que celebra este año su 25ª edición en un recorrido que fue iniciado por la organista Marisol Mendive, y que cuenta este año con la colaboración de la Fundación Caja Rural de Aragón.

Hakim es autor de 153 composiciones musicales, de las cuales 75 son para órgano. El programa comenzó con su Rapsodia, para dos organistas, en la que se utilizan sucesivamente cuatro melodías populares diferentes: un Ángelus de Bretaña, un villancico francés, una Danza de Champagne y un himno popular estadounidense, Go tell it on the mountain.

Los dos intérpretes quisieron ofrecer un repertorio variado, sin ceñirse a una época concreta, por lo que no podía faltar una obra de Bach, el gran compositor alemán. Bernadette escogió la Fantasía y fuga en sol, a la que siguió la Pastoral, de César Franck, y Denbóra, compuesta por Dufourcet como encargo de la quincena musical de San Sebastián, estrenada en 2016 y dedicada a su nieta María del Carmen.

O sacrum Convivium (Hakim), basada en un canto gregoriano, recordó el espíritu de la liturgia y la calidez del órgano en la Basílica del Sacré-Coeur de Montmartre en París, donde el Maestro Hakim fue organista titular. El Scherzo de Maurice Duruflé resultaba especialmente entrañable para la organista, puesto que la intérprete ha conocido a la familia del compositor. De nuevo para dos organistas, se pudo escuchar una selección de Los Apóstoles, de Hakim, y finalmente, un regalo especial para el público: el estreno absoluto de Variaciones sobre Salve Madre de Torreciudad, compuesta por Hakim especialmente para esta actuación.

"He compuesto muchas piezas dedicadas a la Virgen María -dijo Hakim al terminar-, y para mí esta actuación ha sido como darle una pequeña flor, aquí me he sentido cerca del cielo". Por su parte, la organista subrayaba la calidad técnica del instrumento y la actitud de los asistentes: "la variedad de matices es amplísima, una paleta que va del pianissimo más sutil, más poético, hasta el fortissimo más viril; y ha percibido una completa sintonía con el público, musical y espiritual".

El próximo viernes, día 23, a las 19:00 horas y con entrada libre, la organista titular del santuario y donostiarra de origen, Maite Aranzabal, forma dúo con el flautista vallisoletano José Menéndez para desarrollar un variado repertorio con predominio de los siglos XIX y XX, épocas de las que el músico castellano es especialista.

Etiquetas