Cultura

MÚSICA

El pianista Manuel Tévar actuó en solitario en la iglesia de Castanesa

El cuarteto Turisaso ofreció un concierto en Obarra en el que interpretó piezas de Mozart, Beethoven y Rossini, dentro del Festival de la Ribagorza Clásicos en la Frontera

El pianista Manuel Tévar actuó en solitario en la iglesia de Castanesa
El pianista Manuel Tévar actuó en solitario en la iglesia de Castanesa

GRAUS.- El Festival de la Ribagorza XXIII Clásicos en la Frontera vivió su antepenúltimo fin de semana de conciertos con la asistencia de muchísimo público, como viene siendo la tónica habitual, aunque con algunos cambios en el programa previsto tanto en el concierto de Castanesa, donde el número de intérpretes se redujo por un accidente de última hora; como en Obarra, al modificar el grupo Turiaso el repertorio previsto inicialmente. Las siguientes citas previstas en el marco de Clásicos en la Frontera serán el sábado en Secastilla y, al día siguiente, domingo 25, en Lascuarre.

La iglesia de Castanesa debía acoger el pasado sábado el concierto del dúo de pianos Iberian&Kavier, uno de los uno de los dúos pianísticos más exclusivos y con mayor proyección internacional de la actualidad. Sin embargo, una caída fortuita de Laura Sierra hizo que el otro componente, Manuel Tévar, marido de la accidentada, tuviera que tocar el piano en solitario y no a cuatro manos como suele hacerlo el dúo.

La modificación forzada en el formato del concierto obligó a variar también el repertorio interpretado por Tévar en Castanesa que, finalmente, estuvo compuesto por piezas de Bach, Chopin, Schubert, Mozart y Francisco Alonso que completó con algunas improvisaciones que hicieron las delicias del numeroso público congregado en la iglesia de Castanesa.

Al día siguiente, domingo, el Festival de la Ribagorza se trasladó a uno de los escenarios más exitosos, el monasterio de Roda de Isábena. Además del encanto intrínseco de este espacio, el recital sirve para muchos visitantes de excusa para conocer una espléndida pieza del románico que no siempre es fácil encontrar abierta.

La música en este caso vino de la mano del Cuarteto con flauta Turiaso, un grupo de música de cámara formado por flauta travesera (Juan Val), violín (Elsa Sánchez), viola (Sergio Vallejo) y violonchelo (Alfredo Guerrero), todos ellos músicos profesionales que desarrollan una intensa actividad tanto en España como en Europa.

En este caso, el repertorio también se vio modificado respecto al previsto inicialmente y, si bien se mantuvieron las obras W.A. Mozart (1756-1791), el resto se cambiaron por piezas de Beethoven o Rossini, entre otros compositores.

RECTA FINAL

El próximo fin de semana será el penúltimo de Clásicos en la Frontera en esta vigésimo tercera edición. Ya en la recta final, el festival dejará el sábado 24 de agosto en la iglesia parroquial de Secastilla, el concierto del dúo formado por Irene Mateos (violonchelo) y Juan M.Checa (piano). El domingo 25, el festival se trasladará hasta Lascuarre, en cuya parroquial actuarán Orlando di Bello (bandoneón) y Carles Pons (guitarra) con su dúo El Tango.

Los conciertos en Torreciudad y Graus, previstos los días 30 y 31 de agosto, respectivamente, bajarán el telón de Clásicos en la Frontera por este año.

Etiquetas