Cultura

FESTIVAL INTERNACIONAL EN EL CAMINO DE SANTIAGO

Trovadores de la corte aragonesa, en Castiello de Jaca

El dúo L"Incantari, junto a Ana Cerezo y Jordi Reguant, repasó la música medieval de la antigua Corona de Aragón

Trovadores de la corte aragonesa, en Castiello de Jaca
Trovadores de la corte aragonesa, en Castiello de Jaca
F.I.C.S.

HUESCA.-L"Incantari es un ensemble musical fundado hace nueve años por Lucía Samitier (canto y arpa) y Arturo Palomares (canto y cítola), a los que se sumaron Ana Cerezo (fídula y coros) y Jordi Reguant (zanfona, clavissimbalum, organetto) para su concierto de Música medieval en la antigua Corona de Aragón, en la iglesia de San Miguel Arcángel de Castiello de Jaca, con el que se despidió el pasado lunes la programación musical de esta edición del Festival Internacional en el Camino de Santiago de la Diputación de Huesca.

El programa incluyó piezas como las Cántigas de Santa María, temas de trovadores vinculados a la corte aragonesa, el Manuscrito de Sant Joan de les Abadesses, Llibre Vermell de Montserrat, Canto de la Sibila de Huesca, danzas instrumentales medievales o los himnos del Hymnarium Oscense y de la Abadía de Ripoll.

El directo de Castiello de Jaca se apoyó en las particulares voces de sus intérpretes, la instrumentación y los arreglos de los temas de un repertorio variado vinculado al Camino de Santiago y a la Antigua Corona de Aragón. Las Cántigas de Santa María fue una obra atribuida al rey de Castilla Alfonso X el Sabio. "Los trovadores que compusieron en occitano recorrieron la ruta jacobea llevando su música por las cortes más importantes", destacó Arturo Palomares.

En todo este tiempo, L"Incantari se ha dedicado al estudio y la interpretación de la música antigua y tradicional. "Venimos de momentos culturalmente muy duros, pero paradójicamente estamos en una situación muy efervescente en cuanto a nivel interpretativo y creatividad de los músicos. Se necesita más apoyo institucional y festivales como el del Camino de Santiago para desarrollar proyectos y apoyar a los músicos, que por un motivo u otro no han podido hacer crecer su potencial durante estos años de sequía cultural", compartieron Lucía Samitier y Arturo Palomares.

L"Incantari se encuentra en un rico momento de madurez y expansión. "Aparte del medieval y sefardí, estamos experimentando con nuevos repertorios que hemos elaborado durante los últimos años. Por un lado, estamos construyendo un repertorio de música barroca hispánica, además de dúos para soprano y barítono, en su mayoría de textos profanos con algún toque escénico, y acompañados de clave y viola de gamba", apuntaron ambos músicos, que proceden de la Comarca de la Litera.

Etiquetas