Cultura

CERTAMEN LÍRICO DE AÑO NUEVO

Las voces de la solidaridad resuenan en la capital oscense

El Certamen Lírico de Año Nuevo "Ciudad de Huesca" se celebró en el Olimpia

Las voces de la solidaridad resuenan en la capital oscense
Las voces de la solidaridad resuenan en la capital oscense

HUESCA.- El Certamen Lírico de Año Nuevo "Ciudad de Huesca", patrocinado y organizado por la Fundación Anselmo Pié Sopena, volvió al Teatro Olimpia en su decimosegunda edición a favor de Aeno (Asociación de Enfermos Neurológicos Oscense), uniendo una vez más música y solidaridad.

Las voces protagonistas de esta edición fueron Óscar Badías (jotero), Andreu Miret (tenor) y Rosa Mª Ramírez Abella (soprano), acompañados al piano por la habitual en este certamen, Elisa Betrán.

Tras la presentación a cargo de Javier García Antón, director de DIARIO DEL ALTOARAGÓN, comenzó el concierto con Óscar Badías interpretando su género, la Jota de M. de Falla.

Su repertorio incluyó dos arias imprescindibles de la historia del bel canto, Una furtiva lágrima de G. Donizetti y Oh sole mío de E. di Capua. Antes de despedirse nos regaló una emocionante S´ha feito de nuei.

La soprano Rosa Mª Ramírez Abella se estrenó sobre el escenario del Teatro Olimpia con Regnava nel silenzio de G. Donizetti y A través de mis cristales de F. A. Barbieri, demostrando su calidad vocal, especialmente, en los agudos.

A dúo junto al tenor Andreu Miret combinaron sus voces con Lippen schweigen de F. Lehár, un gracioso Dúo de La Africana de M. Fernández Caballero y la entrañable felicitación navideña Cantique de Noel, de Adolphe Adam.

Andreu Miret sacó a relucir su voz profunda y con cuerpo gracias a arias como L´ultima canzone de F. P. Tosti y Ya mis horas felices, de Sotullo y Vert.

Cabe destacar el trabajo de Elisa Betrán acompañando al piano todas las intervenciones. Los cuatro artistas se unieron sobre el escenario para finalizar el repertorio con Viva Aragón, de M. Borguño y el brindis de La Traviata.

Etiquetas