Cultura

CONCIERTO

Nación Groovy

CRÍTICA MUSICAL

Nación Groovy
Nación Groovy
L.LL.

Las noches navideñas en la capital oscense son también noches de reencuentro, noches de celebración. Y como en Navidad no todo van a ser valses y villancicos, el sábado en Huesca los bares La Habana y La Estrella constituyeron el auténtico epicentro de eso que los gitanos llaman duende y los negros llaman groove. O lo que es lo mismo, ese pellizco imposible de definir que caracteriza a las músicas de raíz negra.

La Nación Groovy oscense se echó a la calle para disfrutar de los ritmos más diversos. El colectivo Os´Caphetah Kyos, que a la hora del vermú se había enseñoreado de La Catalítica, por la noche tomó al asalto el bar La Habana y devolvió al público que abarrotaba el local a los tiempos dorados del hip hop de la ciudad. La crew oscense convocó a gente como el dj Pumuky, Ritmo Sánchez y miembros de los grupos FDN, V Sector o SCR para mostrar su flow en una larga sesión de micro abierto, en la que no faltaron temas emblemáticos de grandes figuras del hip hop, incluidas féminas como Missy Elliott o Mala Rodríguez.

Mientras tanto, justo enfrente, en el bar La Estrella, la entente formada por el zaragozano Mr. Pendejo y el oscense Pequeño Puissy, dos dj´s magníficos que también habían animado por la mañana la sesión vermú en ese mismo local, exhibían su sano eclecticismo y agitaban su coctelera de ritmos para ofrecer un excitante combinado a base de calypso y zouk antillanos, disco music, afrobeat, jazz, dub, soul vintage, bugalú y latin grooves, entre muchas otras posibilidades rítmicas de la galaxia musical. Sonidos cálidos y reconfortantes en una fría noche de niebla.

Etiquetas