Cultura

EXPOSICIÓN

Una muestra reúne 44 objetos "paradójicos y metafóricos"

Estudiantes de Magisterio del Campus de Huesca han realizado la exposición

Una muestra reúne 44 objetos "paradójicos y metafóricos"
Una muestra reúne 44 objetos "paradójicos y metafóricos"
R.G.

HUESCA.- El objeto paradójico: didáctica del objeto cotidiano es una exposición sin pretensiones artísticas, que se inauguró este martes por la tarde en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner de Huesca.

La muestra ha sido realizada por el alumnado de Magisterio del Campus oscense, que en la mayoría de los casos ha creado sus propias obras, mientras que unos pocos se han inspirado en conceptos de otros artistas.

"El objetivo es que puedan explicar la exposición a estudiantes del segundo y tercer ciclo de Primaria, con una doble intención; que los universitarios trabajen la educación plástica y que realicen visitas guiadas a los niños, de forma que sirva como una especie de práctica", explica Alfonso Revilla, coordinador de la iniciativa.

Organizada por la Universidad de Zaragoza y el Área de Cultura del Ayuntamiento de Huesca, a través del proyecto europeo Poctefa Migap y financiada con fondos Feder, la exposición trabaja el objeto metafórico, paradójico y la ironía asociada a los propios objetos.

Los responsables de las obras de la exposición han tenido que desarrollar su creatividad, "cogiendo dos objetos diferentes, de manera que uno de ellos pierda su identidad y se obtenga una unidad formal entre ambos".

Por ejemplo, esta intención se plasma en la fusión entre el mango de un cuchillo y una pluma, en la que se ha quitado el filo para sustituirlo por la pluma, que modifica su identidad estableciendo una relación entre ellos.

Aunque son decenas de alumnos y alumnas los que han participado en el proyecto, solo han pasado el corte para la exposición las 44 que más se ceñían a lo paradójico, lo metafórico y lo irónico.

Así, en la exposición se puede ver una flor a la que se ha quitado su interior para sustituirlo por una cerradura.

También llama la atención un lápiz rodeado de espinas, que, además de perder su funcionalidad, critica los sistemas educativos demasiado rígidos.

Otra de las obras es un reloj de arena -sin arena- en el que viven unas peonzas, lo que alude al concepto del juego, así como un cepillo de dientes en el que las cerdas han sido sustituidas por clavos, que habla de la importancia de la belleza y la apariencia, en una sociedad que ha convertido la identidad en superficialidad.

Al margen de la exposición didáctica, Revilla también comenta que los objetos y el arte siempre han estado relacionados entre sí.

"Si les quitamos la visión funcional suelen convertirse en un juego de formas interesante, que muchos han trabajado", confirma.

La muestra podrá visitarse hasta el 26 de febrero y antes serán muchos los estudiantes que participen en las visitas guiadas a los centros escolares.

Etiquetas