Cultura

TEATRO

Dingolondango Teatro repasa la historia de Aragón con "rasmia" y mucha ironía

La compañía actúa este sábado, a las 19 horas, en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner de Huesca

Dingolondango Teatro repasa la historia de Aragón con "rasmia" y mucha ironía
Dingolondango Teatro repasa la historia de Aragón con "rasmia" y mucha ironía
S.E.

HUESCA.- Rasmia, a verdadera historia d"Aragón es el quinto montaje de Dingolondango Teatro, una comedia donde se repasa la historia de la Comunidad con mucha ironía.

"Es un espectáculo coral y con mucho ritmo", asegura Elena Gusano, directora y dramaturga de la compañía, que este sábado (19 horas) representa la obra en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner, de Huesca.

La función se realiza por el Día Internacional de la Lengua Materna, puesto que el grupo reivindica el aragonés-ansotano "porque forma parte de nuestra cultura, así de simple".

"La Unesco dice que es una lengua minoritaria y minorizada, y la califica como la que está en mayor peligro de desaparición de Europa Occidental. En esa situación, ¿cómo no reivindicarlo? Es un milagro que haya podido llegar hasta aquí, y lo tenemos muy claro, por nosotros no desaparecerá", comenta.

A la pregunta de si el teatro es una buena forma de acercarla a los espectadores, Gusano responde: "Rotundamente, sí".

"Todos nuestros montajes son muy visuales y donde no llegamos con la palabra, llegamos con la expresión corporal. Somos conscientes que muchos de nuestros espectadores, sobre todo los de cierta edad, hablan y entienden el aragonés perfectamente, pero no saben escribirlo y lo leen dificultad. En el teatro esa barrera no existe", reflexiona.

Elena Gusano asegura que, para un escritor, "su última obra siempre es la mejor y la más querida", por lo menos hasta que "con el tiempo puedas hacer un análisis menos matizado".

"Nunca he querido repetir temática, me parece que segundas partes no son buenas. Si con la primera, Yésica, un abrió d"agora, contaba cómo era la vida en un pueblo del Pirineo a través de los ojos de una ternera, en Rasmia intento hacer un repaso de nuestra historia. Está claro que los temas son diferentes, pero Aragón siempre está presente", prosigue.

Además de sus obras, la compañía también ha experimentado "una evolución tan maravillosa como problemática", que le ha llevado a pasar de cinco actores a dieciséis.

"Ansó está lejos de todos los sitios, ponernos de acuerdo y movernos se ha ido haciendo cada vez más complicado. Es bonito que el grupo crezca pero tiene su contrapartida de complejidad y esfuerzo añadido", dice.

Para Dingolondango, Huesca es su "capital", en la que "siempre" han sido "muy bien acogidos" por el público. "Vamos a poner toda la rasmia que tenemos en esta función", promete Gusano, quien termina la entrevista recordando que la de esta tarde será una de sus representaciones más especiales, puesto que el año pasado por estas fechas tenían pensado actuar pero tuvieron que suspender la obra por motivos de salud.

Etiquetas